Diario Vasco

Lisboa, 25 ene (EFE).- La Agencia Portuguesa del Medioambiente (APA) está investigando un episodio de contaminación en el Tajo luso, después de que apareciera una gruesa capa de espuma en el lecho del río junto al embalse de Abrantes.

En un comunicado divulgado hoy, la APA señala que está siguiendo la situación "de cerca" y que se está observando esa zona del río cada dos días.

La APA recogió muestras del agua y de la espuma para identificar los elementos contaminantes y los resultados de los análisis serán conocidos durante la próxima semana.

Un activista del Movimiento por el Tajo (proTejo, en portugués) grabó el miércoles un vídeo junto al embalse de Abrantes, a unos 140 kilómetros de Lisboa, en el que se aprecia una gruesa capa de espuma de cerca de medio metro que cubre las oscuras aguas del Tajo.

El vídeo ha sido recogido por la gran mayoría de los medios portugueses y ha llevado al líder de la oposición, el Partido Social Demócrata (centro-derecha), a pedir explicaciones al Gobierno socialista sobre la situación del Tajo.