Diario Vasco

Madrid, 19 dic (EFECOM).- La cifra de negocio de las filiales de empresas españolas en el extranjero es mayor que el volumen total de las exportaciones españolas de bienes y servicios desde 2012, con unos ingresos que en el caso de las filiales alcanzaron los 427.000 millones en 2015 frente a los 356.000 millones de las exportaciones.

El estudio "La inversión directa de las empresas españolas en el exterior", elaborado por Cofides y Esade, destaca la capacidad de influencia y negociación de las empresas españolas en los países en los que tiene una mayor implantación, ya que más del 50 % de la facturación de las multinacionales españolas proviene del negocio exterior.

El presidente de Cofides, Salvador Marín, ha subrayado durante la presentación del informe la importancia de que tanto desde el sector el público como el privado se fomente una inversión extranjera responsable.

El director del estudio y profesor de Esade, Xavier Mendoza, ha recalcado los múltiples beneficios de la inversión en el exterior, entre los que ha destacado la creación de empleo, tanto de manera directa en el país de destino como indirecta en el país de origen por el "fenómeno arrastre".

Otra ventaja cuando la inversión se produce en países en vías de desarrollo es el respeto por derechos humanos como son la prohibición de contratación infantil o la creación de empleo femenino.

Desde un punto de vista empresarial, la inversión en el exterior fomenta la marca España, un hecho que contribuye al aumento de las exportaciones.