Diario Vasco

Lisboa, 29 nov (EFE).- El portugués Belmiro de Azevedo, que lideró durante décadas uno de los mayores y más internacionales grupos empresariales lusos, el grupo Sonae, falleció hoy a los 79 años en un hospital de Oporto, norte de Portugal.

Azevedo, que permanecía ingresado desde el lunes, era el cuarto hombre más rico de Portugal, con una fortuna estimada de 1.311 millones de euros.

Gran parte de ese patrimonio lo amasó durante las décadas en las que dirigió el grupo Sonae, que engloba las firmas Sonae MC, dedicada a la venta alimentaria minorista; Sonae SR, que incluye marcas como Worten y Sportzone, y Sonae Sierra, que gestiona centros comerciales en España y Brasil, entre otros países.

El empresario dejó la presidencia del Consejo de Administración hace dos años, cuando fue sustituido por su hijo, Paulo de Azevedo.

Su paso por el grupo Sonae se recuerda especialmente por la extensión hacia otros ramos de negocio que emprendió en la década de 1980 y por introducir a varias empresas del conglomerado en el mercado de capitales.

Por su gestión y trayectoria fue reconocido con la Orden del Mérito Civil de España en 1999 y la Orden Nacional del Cruzeiro do Sul de Brasil en 2000.

En Portugal fue además merecedor de la máxima distinción nacional, la Orden del Infante Don Henrique, que recibió de manos del entonces presidente, Jorge Sampaio, en 2006.