Diario Vasco

Madrid, 28 jun (EFECOM).- España es uno de los países de la OCDE con menor número de Empresas de Alto Crecimiento (EAC), ya que su media durante el período 2005-2013 es del 3,2 %, según el informe elaborado por el Foro E2-I2 sobre "el ecosistema de emprendimiento español" impulsado por la Real Academia de Ingeniería (RAI).

De acuerdo con este documento presentado hoy, las EAC representan un porcentaje "pequeño" sobre el total de compañías de un país y, aunque el porcentaje general "suele oscilar entre el 2 % y el 8 %", el dato español contrasta con los de otros países europeos como Letonia (12,2 %), República Eslovaca (9,8 %), Francia (7 %) o Reino Unido (4,7 %).

El estudio describe estas empresas como "notablemente más jóvenes que el resto de empresas", basadas en la innovación y abiertas a la internacionalización, disponer de un tamaño indefinido y estar presentes en todos los sectores y no sólo en los de alta tecnología "contrariamente a lo que se suele pensar".

En el caso español, además de la juventud de sus impulsores, se caracterizan por su pequeño tamaño y por constituirse desde el punto de vista jurídico como sociedad limitada.

En todo caso, su papel principal es la "contribución a la creación de empleo", aunque también destacan como "motores del crecimiento económico y de la productividad".

Sólo entre 2012 y 2015 crearon un total de 166.000 puestos de trabajo en el mercado laboral español.

Por sectores, se concentran en un 70 % en la industria manufacturera, el comercio, los servicios empresariales y la construcción y las actividades inmobiliarias.

Desde el punto de vista geográfico, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía son las principales regiones españolas donde desarrollan su actividad.