Diario Vasco

Madrid, 3 may (EFECOM).- La empresa española Trappit ha ampliado la querella presentada en junio de 2015 contra American Express por delitos de estafa, contra la propiedad intelectual, competencia desleal y relativo al mercado y los consumidores, a los que añade ahora estafa procesal, falsedad documental y falso testimonio.

La causa investiga el presunto plagio de Arpo, un sistema de monitorización en tiempo real de billetes de aerolíneas; tras mantener conversaciones con Trappit para la comercialización de dicho sistema, American Express habría empleado los códigos fuente y los desarrollos del programa para poner en marcha una herramienta similar -Lastfare-.

Durante la instrucción, American Express aportó un correo electrónico con una factura proforma de 2.689,23 euros emitida a favor de Visitium, empresa que habría desarrollado el software Lastfare de forma paralela al sistema Arpo de Trappit; en la factura figuraban, según American Express, las horas trabajadas para el desarrollo de Lastfare.

El correo electrónico está fechado el 26 de noviembre de 2014, pero el dominio desde el que se envió no fue creado hasta el 29 de enero de 2015, según consta en Internic, la entidad autorizada para asignar dominios de internet.

El juzgado ha solicitado a American Express la factura ya cobrada y otras que se hubieran emitido a Visitium, documentos que la empresa estadounidense todavía no ha aportado.

El verdadero contenido de dicha factura lo desveló en sede judicial un empleado de Visitium, que aseguró que esta empresa no desarrolló ninguna aplicación informática para American Express, y que un empleado de American Express, Luis Núñez, pidió a Maté "si podía facturar unos trabajos que iba a realizar para Amex como si los hubiera realizado Visitium", según consta en la ampliación de la querella.

Durante su declaración como testigo ante el juez, el socio fundador de Visitium, Daniel Maté, aseguró que los datos que aparecen en dicha factura pro forma no se corresponden con los de su empresa, ni tampoco coincide el numero de teléfono.

La querella inicial incluía al consejero delegado de American Express, Kenneth I. Chenault, al consejero delegado a nivel mundial de American Express Global Business Travel, William Glenn, y al responsable de nuevos productos en American Express Busines Travel, Kevin P. Yeh.

También a la que fuera responsable del Departamento Global de Business Travel de American Express en Europa, Katrina Cliffe, a la gerente de Gestión y Desarrollo de Negocios y Relaciones Globales con Proveedores de American Express en Europa, Lynsey Verillo, y a la vicepresidenta sénior de proveedores de American Express Global Business Travel, Joanna Macleod.