Diario Vasco

Madrid, 17 nov (EFECOM).- Freixenet, líder mundial en la fabricación de vinos espumosos, el Grupo Inclam, especializado en proyectos de agua y de cambio climático, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BIDd) han sido galardonados por su contribución a la internacionalización de la economía española.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha entregado hoy los XIV Premios a la Internacionalización que otorga anualmente el Club de Exportadores e Inversores y que reconocen el trabajo desempeñado por las empresas españolas con actividad internacional, así como el apoyo que reciben desde las instituciones públicas y privadas.

García-Legaz ha resaltado que Freixenet sea un "emblema y embajador" de la marca España en el exterior y que Inclam lidere el agua en Latinoamérica y sea "punta de lanza" en la aplicación de la tecnología a este sector.

Sobre el BID ha destacado que es "imprescindible" para las empresas españolas y ha pedido al nuevo Gobierno que aún tenga "más implicación y empuje en términos financieros".

Por su parte, el presidente del Club de Exportadores e Inversores, Balbino Prieto, ha señalado el avance del sector exportador español, que representa el 33,2 % del PIB en 2016 frente al 25 % que suponía en 2010.

"España es la segunda potencia exportadora de Europa, por detrás de tan sólo de Alemania", ha señalado, tras destacar el sector agroalimentario español que ya exporta el 25 % de los alimentos producidos en el país.

Prieto ha incidido también en sectores muy internacionalizados como las energías renovables, las infraestructuras, el sector del automóvil, la banca o las telecomunicaciones y la moda.

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha recordado el esfuerzo realizado por su familia para estar presente en el mundo y ha señalado que la cohesión familiar, la calidad y la innovación son los principios que han liderado su compañía.

Ha incidido en que la internacionalización es lo que le conviene a España.

El presidente del Grupo Inclam, Alfonso Andrés, ha animado a las pymes españolas a tener "convicción" para salir al exterior porque tras la internacionalización su compañía se quedó "sorprendido de la capacidad de competitividad que tienen las empresas españolas".

La compañía, destinada a la gestión del agua, cuenta con 250 empleados y según su presidente "España tiene mucho que enseñar sobre el agua ya que ha sido un elemento esencial en su desarrollo y sabemos más que nadie".