Diario Vasco

Madrid, 24 may (EFECOM).- La banca española consiguió mejorar en 2016 la vinculación emocional de sus clientes y, a pesar de la importante reducción de sucursales en España, solo el 9,5 % de los encuestados se queja de que su banco no tiene suficientes oficinas.

Desde 2011, la consultora EMO Insights elabora un estudio en el que analiza las respuestas emocionales voluntarias e involuntarias de los clientes de entidades bancarias, y desde entonces la calificación media ha ido mejorando año tras año.

Los bancos que generan una mayor satisfacción en el cliente son, según este estudio, ING Direct, Evo Banco y Bankinter.

Por el contrario, las entidades que salen peor paradas son Bankia, Liberbank, y BMN.

El BBVA lleva dos años entre las compañías que más suben; mientras que entre las pocas que empeoran en la percepción de los clientes en 2016 destaca el Banco Santander.

CaixaBank y el Banco Popular son los que han logrado un mayor salto en la escala realizado por la consultora española.

El estudio añade que solo el 9,5 % de los encuestados se queja de que su banco no tiene suficientes oficinas, una cifra que no aumenta con respecto a años anteriores aunque el número de las mismas es cada vez menor.