Diario Vasco

Madrid, 7 sep (EFE).- El fallecimiento esta mañana del empresario José María Ruiz-Mateos en el Puerto de Santa María a los 84 años, tras una rotura de cadera, pone fin a una vida de exposición mediática, creación de imperios empresariales y tropiezos con la Justicia, desde la expropiación de Rumasa en 1983.

Relación de los hechos más destacados en la vida del empresario ante la justicia, en estas tres décadas:

23 febrero 1983.- El ministro de Economía, Miguel Boyer, expropia Rumasa por motivos de utilidad pública, al considerar su situación de quiebra técnica.

4 marzo 1983.- Ruiz-Mateos huye a Londres.

6 julio 1983.- El juez de Delitos Monetarios Luis Lerga dicta un auto de procesamiento contra el empresario, por los delitos de apropiación indebida, falsedad, delitos fiscales y estafa.

25 abril 1984.- El empresario es detenido en el aeropuerto de Fráncfort (Alemania), e ingresa en una prisión de esta ciudad.

27 julio 1984.- Sale en libertad provisional tras pagar una fianza de 550 millones de pesetas (3,3 millones de euros).

30 noviembre 1985.- Es extraditado a España.

9 enero 1986.- La Audiencia Nacional le concede el arresto domiciliario. Meses después, sin embargo, se niega a pagar la fianza y vuelve a prisión.

1 agosto 1986.- Satisface la fianza y abandona la prisión.

Agosto 1987.- Ruiz-Mateos no se presenta en la Audiencia Nacional y se marcha con su familia a visitar santuarios marianos. El 28 de septiembre es detenido y el 7 de noviembre queda libre bajo fianza de un millón de pesetas (6.000 euros).

12 Agosto 1988.- Nueva incomparecencia del empresario en la Audiencia, como protesta por la tardanza en ser juzgado. Se le supone en Portugal.

15 Septiembre 1988.- Es detenido en El Vendrell (Tarragona). La Audiencia Nacional decreta su libertad provisional bajo fianza de cien millones de pesetas (600.000 euros), que posteriormente redujo a diez (60.000 euros).

27 octubre 1988.- Durante una comparecencia en la Audiencia, insulta a la fiscal y, aprovechando un descuido de los policías, huye disfrazado con una peluca.

13 noviembre 1988.- Es detenido en Lepe (Huelva).

28 diciembre 1988.- Queda libre tras pagar una fianza de 10 millones de pesetas (60.000 euros).

3 mayo 1989.- Ruiz-Mateos agrede a Miguel Boyer a la salida de un juzgado de Madrid. "¡Que te pego, leche!", gritó el empresario al ministro.

15 junio 1989.- Ruiz-Mateos es elegido eurodiputado, por lo que el "caso Rumasa" pasa al Tribunal Supremo.

1 octubre 1991.- El Tribunal Supremo falla contra la reversión de las empresas expropiadas.

23 junio 1993.- El Tribunal de Estrasburgo sentencia que en el proceso de expropiación se violó el derecho de Ruiz-Mateos a ser oído, pero niega cualquier indemnización.

12 junio 1994.- Ruiz-Mateos no renueva como eurodiputado y el caso regresa a la Audiencia Nacional.

12 junio 1997.- La Audiencia Nacional absuelve al empresario y al resto de acusados, aunque consideró probadas falsedades e impagos de impuestos.

24 marzo 1999.- El Tribunal Supremo confirma la absolución.

14 marzo 2001. El Supremo confirma los criterios de valoración utilizados en la expropiación y fija el justiprecio a pagar a Ruiz-Mateos en cero pesetas.

4 octubre 2005.- La Audiencia Nacional le condena a tres años de prisión y a una multa de 21.600 euros por alzamiento de bienes, en la compra de la agencia de viajes "Mundo Joven".

26 junio 2007.- Ruíz-Mateos ingresa en prisión. Seis días después, se le concede el tercer grado por su avanzada edad.

3 junio 2011.- La Audiencia Nacional admite a trámite una querella contra la familia por presunto fraude en la emisión de pagarés de Nueva Rumasa.

1 agosto 2012.- Busca y captura contra el empresario tras su incomparecencia en un juicio por estafa en la venta de un hotel de Mallorca. El 22 es detenido y, horas después, puesto en libertad por razones humanitarias. El 28 es nuevamente detenido y puesto a disposición del juzgado.

29 agosto 2012.- La juez de Palma ordena su libertad.

10 de febrero 2015.- El empresario es condenado a saldar la deuda con los acreedores de Trapa: 128 millones de euros.

28 de abril 2015.- Nueva incomparecencia del empresario ante un juzgado de Valladolid, donde debía prestar declaración por un fraude fiscal de ocho millones de euros, presuntamente cometido junto a su hijo José María y otra mujer.

17 de junio 2015.- El empresario entra en la prisión madrileña de Soto del Real, desde donde fue conducido al Hospital Gregorio Marañón para su ingreso, dado su estado de salud.