Diario Vasco

Granada, 23 jul (EFE).- Científicos de la Universidad de Granada han captado imágenes milimétricas pasivas para la detección de amenazas terroristas con una cámara fabricada en España y denominada Wavecamm.

Se trata de un sistema pasivo de adquisición de ondas milimétricas (Pmmw) que permite obtener información sobre objetos ocultos bajo la ropa de personas que acceden a un medio de transporte o a unas instalaciones bajo amenaza terrorista, ha informado hoy la Universidad de Granada.

Las ondas milimétricas pueden penetrar a través de la ropa, el plástico y otros materiales.

Cualquier objeto que impida o dificulte el paso de estas ondas, que naturalmente emite el cuerpo humano debido a su temperatura, puede ser detectado en una imagen milimétrica.

Este proyecto de investigación está dirigido por el profesor Rafael Molina, del departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial y en él participan también otros investigadores del departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Granada, el Motorola Center for Seamless Communications, integrado en la Northwestern University (Illinois, Estados Unidos) y diversas empresas que proporcionan las imágenes milimétricas.

Se trata de un proyecto multidisciplinar, en el que los sectores investigadores y de desarrollo, así como el empresarial, participan activamente.

Según explica el investigador, para la Wavecamm "no sólo son detectables los objetos metálicos, sino también otros ocultos que pasarían desapercibidos en un control estándar de objetos metálicos, como cuchillos cerámicos, armas de fuego de plástico o bolsas con líquidos o materiales explosivos".

Los controles de seguridad basados en ondas milimétricas no someten a las personas observadas a ninguna radiación, por lo que pueden ser usados incluso con mujeres embarazadas, apunta.

Pese a las ventajas, las imágenes milimétricas presentan todavía "un número importante de problemas abiertos, cuya solución está basada en la investigación y el desarrollo de métodos de procesamiento y extracción de información de dichas imágenes", según el investigador.

Cita, entre ellos, que las imágenes son de baja resolución, con poca textura, sin información de color y de una calidad pobre.

Durante dos semanas, los investigadores han estado testando la cámara Wavecamm en el Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la Universidad de Granada para abordar estos problemas, y en especial la detección de amenazas en imágenes milimétricas pasivas.