diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 7 / 14 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Asia y Latinoamérica mantienen los peores índices mundiales de deforestación

Guadalajara (México), 1 mar (EFE).- Los países de Asia y América Latina mantienen los peores índices de deforestación en el planeta, declaró hoy Oudara Souvannavong, oficial forestal superior de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
En entrevista con Efe el experto en diversidad biológica y conservación forestal de la FAO dijo que en octubre de este año la organización hará público un informe donde aparecerán los detalles de la deforestación en el planeta, "que es alta pero presenta tendencias positivas".
El último informe, lanzado en 2005, situaba en un 3% la tasa promedio de deforestación mundial, con América Latina en el 6,97%, más del doble que el resto del planeta.
En el mundo "la tasa está decreciendo pero todavía se encuentra en niveles alarmantemente altos", indicó el funcionario internacional laosiano.
Entre los países donde las tendencias bajan están Brasil e Indonesia, dos de los más afectados y poblados de sus respectivas regiones, aseguró el representante asiático de la FAO.
En el gigante suramericano se sigue perdiendo bosque, pero apuntó que, como elemento positivo, también ha aumentado la masa forestal protegida.
Sin poder precisar datos aún, puesto que están siendo elaborados, Souvannavong indicó que hay que seguir trabajando porque "estamos muy lejos de una situación estable" en materia forestal.
Un documento de trabajo será presentado estos días en la ciudad mexicana de Guadalajara, donde se celebra desde hoy y hasta el 4 de marzo una conferencia técnica de expertos en la aplicación de biotecnologías a la agricultura y la alimentación.
El foro está centrado en la situación de los bosques en el mundo, donde hay unos 4.000 millones de hectáreas de masa forestal que equivalen al 30% de la superficie terrestre.
El documento explica que sólo el 5% de los bosques totales en el planeta son artificiales (plantaciones), los cuales aportan el 50% de la producción mundial de leña y en los que se ha concentrado la investigación biotecnológica hasta ahora.
Sin embargo, actualmente 1.600 millones de personas dependen de los bosques del mundo para su subsistencia y se estima que 1.200 millones sólo en los países en desarrollo utilizan los árboles de granja para generar alimentos y dinero.
Además 60 millones de indígenas que viven en las selvas pluviales de América Latina, Asia sudoriental, y África occidental, dependen en gran medida de los bosques. Otros 350 millones que viven en o cerca de los bosques densos dependen de ellos para sus ingresos o subsistencia.
Para Souvannavong, el reto ahora es cómo avanzar más en la investigación en biotecnología para "gestión y conservación de los bosques" naturales, que suponen el 95% del total mundial, para el "manejo sostenible de la biodiversidad" y para conservar "el medio ambiente y los ecosistemas".
En relación con la última Cumbre sobre el Cambio Climático celebrada en Copenhague en diciembre, dijo que se está trabajando en crear "un mecanismo para compensar a los países por conservar y gestionar de manera sostenible sus bosques".
Esas negociaciones, que se dan en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y perfilarán las estrategias de futuro en materia de calentamiento global para cuando expire el protocolo de Kioto, a fines de 2012, serán fundamentales para los países con bosques tropicales, auguró. EFE
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.