Veinte víctimas de ETA censuran al Gobierno Vasco la destitución de Urkijo

Maixabel Lasa, viudas de asesinados, y heridos como Landaburu o Recalde, entre los firmantes

JORGE SAINZSAN SEBASTIÁN

Una veintena de familiares y víctimas de ETA censuran en una carta pública la reciente destitución de Txema Urkijo como asesor del Gobierno Vasco para la asistencia a las víctimas del terrorismo. La consideran un «grave error» y destacan de él su «empatía y compromiso» con este colectivo.En una carta pública difundida esta tarde, las víctimas afirman en un comunicado que han sentido «sorpresa y asombro» por la decisión del lehendakari, Iñigo Urkullu, de «prescindir» de Urkijo, una persona que «siempre ha apostado por el consenso y el entendimiento».

En la nota, firmada entre otros por Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, y quien ostentó durante once años el cargo de directora de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo y trabajó codo con codo con el asesor cesado, se afirma que la destitución les «deja en cierta manera huérfanos frente a unos nuevos tiempos que deben abordarse con valentía, prudencia y mucha sensibilidad».

Además de Maixabel Lasa, también suscriben la nota familiares de asesinados como Mari Carmen Hernández, viuda del edil del PP Jesús María Pedrosa; Amaia Guridi, viuda del exdirector financiero de DV Santi Oleaga; familiares del edil socialista de Lasarte-Oria Froilán Elespe; la viuda del periodista José Luis López la Calle; el periodista Gorka Landaburu, el exconsejero vasco José Ramón Recalde; la viuda del juez José María Lidón; la mujer del exmiembro de ETA asesinado por la banda Tomás Sulibarria; y el concejal de Zarautz Patxi Elola, víctima de violencia de persecución. Otros firmantes son familiares del guardia civil Jerónimo Vera, del exdelegado de Telefónica Juan Manuel García Cordero; la viuda del socialista Enrique Casas, Bárbara Dührkop; los hijos de Jaime Arrese y Fernando Buesa; familiares del exgobernador militar de Gipuzkoa Rafael Garrido Gil; el exalcalde de Hernani por EA Joxean Rekondo, víctima de violencia de persecución y Adela Mitxelena, exasesora de la Dirección de Victimas del Gobierno Vasco.