Tejados con sorpresa

Decenas de azoteas en el mundo esconden curiosos tesoros: pistas de carreras, lagos y montañas, o incluso un vecindario completo

MIRIAM COS
Una casa con una montaña en la azotea (China)./
Una casa con una montaña en la azotea (China).

En estos edificios no se puede decir que haya nadie 'mal de la azotea', ya que los tejados que los rematan tienen curiosas sorpresas esperándonos. Desde piscinas, lagos o inlcuso montañas, algunas azoteas del mundo pueden llegar a esconder campos de fútbol o preciosos paisajes. Proyectos muy arriesgados que en ocasiones se encuentran a la espera de ser derribados por ilegales. Otras veces no, y hacen disfrutar al visitante de ideas impresionantes hechas realidad.

Al más puro estilo hobbit

El hotel Rogner Bad Blumau, en Austria, parece sacado de alguna historieta de Tolkien. Como si de una pequeña y colorida villa hobbit se tratase, los edificios que lo conforman tienen los tejados mimetizados, literalmente, con el ambiente. Ubicado en la región termal de Styria, caracterizada por tener un paisaje verde y frondoso, la edificación es un claro homenaje al paisaje que le rodea, y es que el arquitecto Friedensreich Hundertwasser no quiso romper la armonía, por lo que construyó todos los tejados como si fuesen la continuación del propio jardín. Los visitantes podrán pasear, sentarse a contemplar el lugar y disfrutar de los árboles y flores sobre el techo de sus habitaciones.

A cien por hora con vistas a Turín

El edificio de la Fiat en el barrio turinés de Lingotto fue construído en 1923, convirtiéndose en la mayor fábrica de automóviles de su época. Pero ese detalle no fue lo que especialmente llamó la atención de la edificación. Su azotea, a cinco pisos de altura, contaba con una pista de carreras para pruebas de 2,4 km de largo y 24 metros de ancho, con dos curvas de 180º extremadamente peraltadas y con superficie de hormigón. Toda una novedad que ha trascendido en el tiempo, ya que ahora tampoco es algo habitual. Y aunque desde 1982 el edificio ya no se emplea como fabrica de la marca, aún se siguen haciendo demostraciones en la pista de carreras.

Un paseo por un bucólico lago tras unas compras

El centro comercial Selfridges de Londres es uno de los complejos de ocio más modernos. La propia dirección del lugar presume de ser el mejor centro comercial del mundo, y para demostrar su megalomanía, qué mejor que construir un lago en el tejado. Los visitantes pueden coger una de las doce barcas para navegar por el lago mientras contemplan el skyline de la británica ciudad.

Un estadio con vistas al skyline

El centro comercial Tokyu Tokoyo de Tokyo tiene, nada más y nada menos, que un campo de fútbol en la azotea. Por el cruce que se encuentra a los pies del edifico -el cruce Shibuya, protagonista de mucha películas como 'Lost in Traslation'- han llegado a caminar hasta un millón de personas, muchas de ellas inconscientes de que a unos cuantos metros de altura sobre sus cabezas se encuentra el Adidas Soccer Stadio. Aunque no es el primero ni el último de la ciudad japonesa, ya que empiezan a proliferar este tipo de campos en las azoteas.

Una piscina infinita a 200 metros

El complejo de edificios Marina Bay Sands de Singapur está considerado como el casino independiente más costoso del mundo. El centro del complejo está formado por tres torres que se dedican a la actividad hotelera, sobre las que acomoda una enorme plataforma llamada Skypark, y en donde se encuentra la piscina elevada más larga del mundo. Situada a 200 metros de altura, tiene un borde invisible de 150 metros, lo que hace que parezca una piscina infinita. La zona también cuenta con restaurantes, discotecas, jardines e incluso u observatorio desde el que se pueden contemplar las vistas de la ciudad. Una azotea de lujo donde las haya.

Veintiseis pisos y un monte

El profesor chino Zhang Lin quería una casa en la montaña y la construyó. Eso sí, en la azotea de su edificio. Lo que en el año 2007 parecía que iba a ser un jardín, acabó convirtiéndose en una montaña de 800 metros cuadrados sobre un edificio de 26 pisos. Y aunque la construcción era completamente ilegal el profesor consiguió llenar el tejado de rocas y plantas. Eso sí, los vecinos acabaron denunciándolo, ya que empezaron a tener grietas en sus paredes debido al peso de la construcción.

Vivo en la azotea de un centro comercial

El profesor Lin no iba muy desencaminado, y es que las azoteas de China comienzan a albergar todo tipo de edificaciones. A la montaña, e incluso templos religiosos, ahora se suma una urbanización estilo americano sobre el centro comercial Hengyang. Con sus jardines, parques y zonas comunes, las viviendas de lujo esperan a ser derribadas, pues también se construyeron de manera ilegal.

Mi caravana está en un hotel

Y qué mejor manera de explotar todo el espacio de tu negocio que utilizando hasta el tejado. En la azotea del hotel Gran Daddy de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, han instalado un parque de caravanas. Pero lejos de ser los típicos cubículos que estamos acostumbrados a ver en las series de televisión, estas caravanas son de lujo y además temáticas. Una idea bastante original para los que están cansados de dormir en las típicas e impersonales habitaciones de hotel.