Altitoy Ternua prepara su competición más especial

La prueba alpina más popular del Pirineo cumple su séptima edición con un récord de participación y su exdirector Andoni Areizaga en el recuerdo

JUAN JOSÉ GONZALOMADRID
Salida de la Altitoy Ternua. / Imagen: Altitoy Ternua/
Salida de la Altitoy Ternua. / Imagen: Altitoy Ternua

Se trata de una de las citas más esperadas en el calendario europeo de esquí de montaña. Está considerada como la prueba alpina más popular del Pirineo y su séptima edición será, si cabe, más especial para la Altitoy Ternua tras el reciente fallecimiento de su director, Andoni Areizaga, en un accidente de tráfico en octubre de 2013.

Andoni Areizaga tenía 49 años y era sargento de brigada del Cuerpo de Bomberos de San Sebastián. Sus colegas de profesión y jefes le catalogan como buen compañero, muy deportista y muy activo en todas las actividades profesionales. Era instructor de diversas especialidades en el cuerpo, entre ellas todo lo relativo al rescate en la montaña, «especialidad en la que tenía conocimientos muy importantes». Seguramente, era uno de los mayores expertos de Gipuzkoa en este tema. Por tanto, aprovechaba para formar en todo lo relativo a la montaña, la nieve de las altas cumbres y el esquí alpino al resto de sus compañeros. Todos conocían su enorme afición a la montaña y cualquier momento de ocio lo convertía en una actividad deportiva.

Areizaga era hijo de quien fuese director general de EITB y concejal por EA en el Ayuntamiento de Donostia. Destacó por haber dirigido el Open Altitoy y haber colaborado incansablemente con la Euskal Mendizale Federazioa en la especialidad de esquí de montaña y de promoción de otras carreras. Era miembro del Club Vasco de Camping y el último adiós que le brindaron fue muy emotivo.

Con el objetivo de ofrecer recorridos muy atractivos y técnicos, se ha querido volver a incluir el deseado paso por el Pic de Midi de Bigorre, que se encuentra situado a 2.877 metros. Los corredores podrán volver a disfrutar de las montañas y estaciones cercanas a la localidad de Luz-Saint-Sauveur, situada los Pirineos franceses.

Como ya ocurriera el año pasado, la organización ha decidido ofrecer dos alternativas diferentes. Por un lado se encuentra el recorrido A, con 2.500 metros de desnivel el sábado y 2.000 el domingo. Por el otro, el recorrido B, cuyo desnivel será el mismo para ambos días: aproximadamente 1.300 metros. En los dos casos, los corredores participarán en equipos de dos. Hasta allí llegarán tanto corredores de élite como populares procedentes de medio mundo.

No será puntuable

Con la novedad esta temporada de una competición para jóvenes (como ocurre en todas las pruebas de la Grande Course), los más pequeños tendrán también la oportunidad de disfrutar por parejas dentro del recorrido B.

Una novedad que, sin embargo, no será la única. Tras haber sido incluida en 2013 por primera vez en la Grande Course, donde se encuentran comprendidas las más importantes de esquí alpino, este año no será puntuable y habrá que esperar hasta 2015, cuando lo volverá a ser.

El próximo 7 y 8 de febrero, con una cifra récord que alcanzará los 530 participantes entre todas las categorías, los participantes le rendirán un bonito homenaje al que fuera el director de la prueba, en una edición con un sabor especial. El paraíso del esquí de montaña en el Pirineo, Pays Toy, aguarda expectante