Un grupo canadiense se hace con la mayoría del capital de Patricio Echeverría

Los nuevos propietariosse comprometen a invertir y desarrollar globalmente el negocio combinado de ambos grupos y mantener la gestión de un modo similar al actual

PILAR ARANGUREN , SAN SEBASTIÁN

La Corporación Patricio Echeverría, con sede en Legazpi, pasará a estar controlada por un grupo canadiense, Ingersoll Tillage Group, tras haber alcanzado un acuerdo por el cual ITG adquiere una mayoría del capital de la centenaria firma gipuzcoana, conocida por ser el fabricante de la marca de herramientas de mano Bellota.

El pacto fue dado a conocer ayer por la tarde a través de un comunicado conjunto emitido por ambas compañías, que fue colgado en la web de la empresa legazpiarra. En el mismo señalan que esperan que la transacción se cierre en las próximas semanas y que está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia y condiciones precedentes habituales. La nota no especifica el porcentaje con el que se hará el grupo canadiense, aunque deja claro que su posición en el nuevo accionariado será mayoritaria, por lo que se hace con el control de la compañía guipuzcoana, mientras que los actuales accionistas reducen su participación de manera significativa.

ITG cuenta con más de cien años de historia en la fabricación y suministro de componentes para preparación de suelo, principalmente para el mercado norteamericano. Tras el cambio accionarial, ambas compañías indican que el nuevo grupo se constituirá en el «único fabricante y proveedor verdaderamente global de productos y soluciones para cultivo, siembra y recolección de caña de azúcar, a la vez que aporta entusiasmo al negocio de herramientas de mano».

Asimismo, los accionistas de ITG muestran su compromiso de invertir y desarrollar globalmente el negocio combinado y a la vez mantener la gestión de un modo similar al actual. Un mensaje que pretende ser tranquilizador para los propietarios y empleados de la Corporación Patricio Echeverría.

Con todo, la operación tiene una especial trascendencia, ya que la empresa legazpiarra era de las pocas firmas embláticas creadas en nuestro territorio cuyo capital seguía siendo guipuzcoano. Ahora el centro de decisión se traslada fuera, como ha ocurrido con otras muchas compañías.

1.300 empleados

El grupo gipuzcoano tiene más de cien años de historia. Fue fundado en 1908 por Patricio Echeverría en Legazpi y en estos momentos cuenta con más de 1.300 empleados y comercializa sus productos en más de 120 países. Más conocida mundialmente por su marca Bellota, está presente en dos negocios. El más tradicional es el de Bellota Hand-Tools, centrado en el desarrollo, fabricación y comercialización de herramientas de mano de máxima calidad para uso en construcción, jardinería y agricultura, con presencia comercial y productiva en Europa (Dinamarca e Italia), Centroamérica (México), Sudamérica (Colombia y Brasil) y EE UU.

Su segunda área de negocio son los componentes para maquinaria agrícola discos, rejas, brazos, puntas... que se engloban dentro de Bellota Agrisolutions (BAS) con presencia comercial en todas las áreas agrícolas mundiales y fábricas en España, EE UU, India y Brasil.

Por su parte, ITG es un grupo no cotizado de compañías centradas en proveer a fabricantes originales de equipo los principales componentes, como pueden ser líneas de discos, cuchillas y discos de siembra bajo sus marcas.

Para llevar adelante la operación, la Corporación Patricio Echevarria y sus accionistas han contado con la asesoría de J. P. Morgan y el despacho de abogados Cuatrecasas Gonzalves Pereira. Por su parte, ITG ha estado apoyado por Lincoln Internacional.