La Ertzaintza alerta de timos mediante la simulación de accidentes de tráfico

Hasta la fecha se han contabilizado cinco casos de esta estafa en Euskadi, tres de ellos en Gipuzkoa, uno en Bizkaia y otro en Álava, y las víctimas son todas de avanzada edad

SAN SEBASTIÁNEFE

La Ertzaintza ha alertado hoy de un nuevo timo detectado este año en Euskadi, que consiste en la simulación de accidentes de tráfico por parte de dos varones que fingen ser ciudadanos franceses y que ya han conseguido estafar más de 5.000 euros a sus víctimas.

Hasta la fecha se han contabilizado cinco casos de esta estafa en Euskadi, tres de ellos en Gipuzkoa, uno en Bizkaia y otro en Álava, y las víctimas son todas de avanzada edad.

Según ha explicado el Departamento vasco de Seguridad en una nota, los delincuentes simulan un pequeño choque con otro vehículo y reclaman al conductor una cantidad de dinero en concepto de reparación por los daños sufridos.

Concretamente, uno de los dos estafadores informa a la víctima que su coche le ha ocasionado desperfectos en el vehículo, principalmente en uno de los espejos retrovisores, y a continuación, realiza una supuesta llamada al seguro.

Acto seguido le pasa el teléfono a la víctima para que hable con el otro cómplice que se hace pasar por un trabajador de la compañía de seguros, quien le indica que debe realizar un abono en metálico de entre 500 y 2.500 euros y que luego se le reembolsará.

El argumento que utiliza el estafador para justificar el abono de esa cantidad es que los seguros en Francia funcionan de esa manera.

El primer caso detectado se produjo en febrero en Vitoria, el segundo en Lasarte-Oria (Gipuzkoa), en mayo, el tercero en septiembre en Zaldibar (Bizkaia), mientras que este mismo mes ha ocurrido en las localidades guipuzcoanas de Andoain y Eibar.

La Ertzaintza está investigando si se han producido más casos ya que cabe la posibilidad de que las víctimas no sean conscientes de haber sido estafadas.

Además, la Policía vasca recomienda a quienes tengan un accidente de tráfico que nunca entreguen dinero de forma anticipada y que soliciten la presencia de la Ertzaintza para verificar los daños, la documentación y los seguros de los implicados en el accidente.