La Diputación acusa a Kutxa de «dejar abandonado» Inbiomed

La portavoz foral, Larraitz Ugarte, pide que el centro se integre en la red pública de investigación

ARANTXA ALDAZSAN SEBASTIÁN

La Diputación de Gipuzkoa cree que el responsable de la deriva del centro de investigación Inbiomed, al borde del concurso de acreedores, es la Kutxa, a quien acusa de "dejar abandonado" el proyecto, después de que se confirmara la reducción de la aportación de la Obra Social para este año, lo que ha descuadrado las cuentas.

La portavoz foral, Larraitz Ugarte, ha asegurado que Kutxa "no ha cumplido con sus compromisos" y como consecuencia del "desmantelamiento" de la Obra Social tras la fusión de las cajas, el centro se encuentra en esta situación. Así lo ha manifestado este martes en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno foral, en el que se ha aprobado una declaración institucional en defensa del cierre de la incineradora, y también tres decretos con 9,1 millones de euros en total que serán destinados a los ayuntamientos para inversiones y promoción de empleo, dentro del acuerdo para el reparto de los 18 millones extra obtenidos de la relajación del déficit.

Respecto a Inbiomed, la Diputación, que forma parte del patronato del centro, considera que "tiene un prestigio reconocido" por lo que quiere que se integre dentro de la red pública de centros de investigación, como así lo planteó ayer en la reunión del patronato. Por ello, Ugarte ha instado a las instituciones a "sentarse" para tratar de salvar el centro.

Preguntada por la responsabilidad de la Diputación, como le acusó ayer el Gobierno Vasco, ha dicho que "queda claro que la responsabilidad dentro del patronato es de Kutxa y que el papel de la diputación ha sido el de la colaboración institucional. Nunca ha tenido que financiar este proyecto", si bien este año las arcas forales han inyectado 300.000 euros y está dispuesta a aportar otros 400.000 dada la situación extraordinaria por la que pasa Inbiomed.

Sobre la propuesta del Gobierno Vasco, que pondría 750.000 euros a cambio de que los patronos triplique la aportación para el año que viene y condicionado también a un plan de reestructuración, Ugarte cree que "no tiene ningún tipo de sentido hacer estas propuestas sin saber qué plan se va a hacer".

Ha insistido en que para la Diputación la solución pasaría por que Inbiomed, una fundación privada, pase a formar parte de la red pública de centros de investigación. Y ha recalcado que es el Gobierno Vasco "quien tiene la competencia de I+D+i", por lo que le ha pedido que "no deje a Gipuzkoa siempre de lado" en su financiación. Preguntada sobre si se baraja la opción de cerrar el centro, Ugarte ha señalado que "todavía queda mucho trabajo por hacer antes de poner sobre la mesa esa posibilidad".