Un estudio plantea revisar los perfiles de euskera ante la falta de sintonía entre la acreditación y el uso

El informe del Gobierno Vasco señala que uno de los problemas radica en que la formación va más dirigida a superar la prueba que a enseñar la lengua para su uso real

VITORIA , VASCO PRESS

Un estudio del Gobierno Vasco plantea revisar algunos aspectos del sistema de perfiles lingüísticos al constatar que existe una "disfunción" entre el conocimiento acreditado por los empleados públicos y el uso que esos mismos trabajadores hacen el euskera . Y concluye que uno de los problemas radica en que la formación va más dirigida a superar la prueba que a enseñar la lengua para su uso real.

El viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, ha presentado hoy los resultados del estudio "Examen cualitativo sobre perfiles lingüísticos" encargado en la pasada legislatura con el fin de analizar y evaluar la eficacia de dicho sistema a la hora de formar a los funcionarios de forma adecuada para satisfacer la demandas ciudadanos de ser atendidos en los dos idiomas oficiales de Euskadi.

Este trabajo, realizado en 2012 a partir de entrevistas en profundidad a técnicos de normalización lingüística y 76 empleados públicos de los distintos departamentos del Gobierno Vasco, presenta como principal conclusión que existe una "disfunción" entre el conocimiento acreditado por el trabajador y el uso real que hace del euskera en su puesto de trabajo debido a un cúmulo de factores.

Así, y según precisa relata, varias razones explicarían esta disfunción como el hecho de que el empleado carezca del nivel suficiente para trabajar en euskera , la "vergüenza, miedo y falta de motivación" a utilizar el euskera por parte de algunos trabajadores con limitados conocimientos, obstáculos en el ambiente laboral y la escasa motivación y oposición de un sector de funcionarios a la implantación de los perfiles.

Medidas correctoras

Los empleados públicos critican de forma mayoritaria "la falta de conexión" entre los conocimientos adquiridos para acreditar el perfil y los conocimientos que realmente se precisan para trabajar, y los técnicos corroboran esta opinión. "Son muy críticos con la fórmula de implantación, ya que muchas veces no coinciden las necesidades de la plaza con el perfil asignado, y demandan que se adaptan la realidad de los flujos de comunicación".

"Los técnicos dicen también que el aprendizaje está demasiado orientado a los perfiles, que se estudia un euskera demasiado general que no garantiza un uso real y piden orientar el aprendizaje al uso real del puesto de trabajo", ha explicado Baztarrika.

El estudio pone sobre la mesa una batería de medidas correctoras para corregir estos problemas: análisis comunicativo de las plazas y establecer en base a ello criterios lingüísticos básicos y hacerlos cumplir, garantizar que los empleados que atienden al público puedan hacerlo con fluidez y estudiar "posibles alternativas" para aquellos empleados que habiendo rebasado la fecha de preceptividad no hayan acreditado el perfil correspondiente.

PP y UPyD han preguntado al viceconsejero sobre sus planes para este grupo de trabajadores. Baztarrika ha dicho que estos empleados representan el 4,35% del total y este porcentaje "no es un obstáculo para seguir avanzando en el uso del euskera . No es una de nuestras prioridades, ya que las fuerzas habrán de dirigirse en aquellos trabajadores que sí tienen acreditado el perfil lingüístico".

El viceconsejero ha reconocido que "nos preocupa enormemente" la falta de sintonía entre el perfil lingüístico acreditado y el uso real, pero ha negado rotundamente que la demanda de atención en euskera está ya satisfecha. Eso sí, ha dejado claro que no van a aplicar todas las propuestas del estudio y ha dicho que van a abrir un proceso de "reflexión tranquila y sosegada" sabiendo que "habrá que mejorar lo que sea necesario".

Y es que, ha destacado, el actual sistema de perfiles ha permitido que la mitad de los empleados públicos conozcan euskera "en cierta medida".