Una Altitoy Ternua llena de éxito

La especialista donostiarra Izaskun Zubizarreta, que formaba dúo con la gerundense Cristina Bes, quedó tercera

JUAN MANUEL SOTILLOS
Una Altitoy Ternua llena de éxito

San Sebastián. Con un ambiente realmente impresionante entre los casi medio centenar de esquiadores de montaña de competidores (recorrido A) y populares (recorrido B), se celebró el primer fin de semana del mes la sexta edición de la Altitoy Ternua, la gran prueba del esquí de montaña de los Pirineos que este año como novedad está incluida dentro del prestigioso circuito europeo de la Grande Course.

La pareja francesa formada por Mathéo Jacquemoud y William Bon Mardion fueron los indiscutibles ganadores de esta Altitoy Ternua, mientras que en mujeres dominaron la pareja compuesta por la catalana Mireia Miró y la francesa Laetitia Roux, las campeonas del mundo. La especialista donostiarra Izaskun Zubizarreta, que formaba dúo con la gerundense Cristina Bes, quedó tercera.

Gris y azul

El terrible tiempo, envueltos los participantes en un ambiente gris, dio paso a un día espectacular donde el buen tiempo se alió con los participantes, quienes pudieron disfrutar de una jornada azul con una espléndida nieve recién caída en la montaña. Fue un fin de semana de contrastes, donde la nota de color la puso ese gris de mal tiempo del sábado y ese azul de un domingo pletórico.

La organización se había esmerado y, ante las vicisitudes que podrían darse por las condiciones atmosféricas, establecieron un plan B. Y así nos lo cuenta el director de carrera de la Altitoy Ternua, Andoni Areizaga. «El sábado tuvimos que poner en marcha el plan B y la verdad es que los participantes se quedaron muy contentos con el recorrido». Tuvieron la gran idea de marcarlo por el bosque y esto, además de proteger del frío y viento a los participantes, les entusiasmó. «La gente se sorprendió cómo lo habíamos trazado, comentó que había bajadas muy cañeras». Se suele decir que tras la tempestad viene la calma. Dicho y hecho.

Así fue y el domingo a medida que pasaban las tempranísimas horas, despejó y se quedó todo azul. «Fue un día muy bonito. Establecimos un recorrido que salía desde la misma plaza de Luz, con 1.700 metros de desnivel, quedando un itinerario espectacular». Hubieran querido meter más desnivel, pero la experiencia de sus organizadores no se lo aconsejaba. «Queríamos hacer una pala más en el recorrido, pero el riesgo de avalanchas era muy alto así que lo dejamos para que no corriese nadie ningún peligro», apostilla.

Pasar el test

Sin duda, asimismo lo reconocía Andoni Areizaga. «De todas, ésta Altitoy Ternua creo que ha sido la más bonita. El recorrido ha partido desde el mismo pueblo, se ha pasado por muchas granjas, y esto le da un ambiente diferente». Obligados por el mal tiempo del sábado consiguieron hacer algo diferente y la perfecta organización de la Altitoy Ternua dio en la diana.

Areizaga se mostraba satisfecho por ello y porque de alguna manera tiene confianza en que habrán pasado el test para permanecer y afianzarse en el calendario de la Grande Course. «Creo que hemos tenido un arranque muy importante ante los responsables de la Grande Course. Todavía no nos han dado el informe, pero se han quedado muy contentos de cómo ha estado la organización. La sensación nuestra como organizadores de la Altitoy Ternua es que todo ha quedado perfecto». Una Altitoy Ternua de lujo y éxito.