Ricardo Gatzagaetxebarria, el ‘Messi’ que se convirtió en el azote de López

MANU ÁLVAREZSAN SEBASTIÁN
Ricardo Gatzagaetxebarria, el ‘Messi’ que se convirtió en el azote de López

Fue el pasado mes de febrero cuando el futuro consejero de Hacienda y Finanzas del Gobierno Vasco resbaló con una cáscara de plátano en pleno rifirrafe parlamentario. La Cámara de Vitoria había convocado una sesión monográfica, a petición del PSE, para hablar de fiscalidad y Gatzaga apellido sintético con el que todo el mundo conoce al nuevo responsable de las cuentas públicas de la comunidad autónoma subió a la tribuna para lanzar sus dardos contra el lehendakari. «Es usted un ignorante», le espetó en pleno subidón de adrenalina, del que se arrepentiría 24 horas más tarde, tiempo que tardó en pedir disculpas a Patxi López.

Ricardo Gatzagaetxebarria es un ondarrés con aspecto de científico despistado, nacido hace 52 años, casado, con dos hijos, residente en Vitoria y licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, que habla castellano, euskera, francés y cuyo despacho siempre ha sido un lugar intransitable por las montañas de papeles y documentos acumulados.

Es un ratón de biblioteca con alma de auditor porque su amor por los pequeños detalles puede resultar, cuando menos, atípico. El archivo del Parlamento vasco da fe de que Gatzagaetxebarria puede mantener viva una discusión de media hora sobre si la venta de unas acciones de una empresa pública es un ingreso ordinario o financiero, mientras el resto de parlamentarios amaga un bostezo y en sus caras se refleja un grito unánime: «¡Para ya Ricardo, para ya!».

Nieto de un arquitecto de los que dejan huella Ricardo Bastida, diseñador de la Alhóndiga de Bilbao o de la sede del BBVA en la calle Alcalá de Madrid, su trayectoria en el PNV es muy amplia. Llegó a ser senador y diputado en Madrid. El entonces jefe de filas nacionalista, Iñaki Anasagasti, lo recibió con una cierta sorna. «Ricardo le dijo Anasagasti, ¿tú sabes distinguir un besugo de una merluza? Me imagino que siendo de Ondarroa eso serás capaz de hacer». «Creo que sí», acertó a decir el recién estrenado diputado del PNV. «Hala pues, entonces te metemos en la Comisión de Agricultura y Pesca», sentenció el portavoz jeltzale.

En el mitin de cierre de la pasada campaña, Joseba Egibar lo definió como el Messi del grupo parlamentario nacionalista en Vitoria. Su capacidad para volver loco al contrario es impresionante, porque a Gatzaga le gusta descender hasta el mínimo detalle. Tiene pavor a los gatos, pero ahora deberá lidiar con los tres diputados generales. Al fin y al cabo, ellos tres son los que recaudan el dinero que el nuevo consejero se va a gastar en estos próximos cuatro años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos