Los ayuntamientos guipuzcoanos tendrán que devolver este año 22,7 millones

A esta cifra podrían sumarse otros 10,5 millones por la discrepancia del Cupo, mientras que recuperarían 2,3 de las vacaciones fiscales

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIAN

Los ayuntamientos guipuzcoanos tendrán que devolver este año 22,7 millones a la Diputacion del Fondo Foral de Financiación Municipal tras la caída de la recaudación registrada sobre lo previsto al principio de año y que ha sido de un 5,7%, según ha adelantado esta mañana la diputada de Hacienda, Helena Franco, en la Comisión correspondiente de las Juntas Generales, en la que ha comparecido para dar a conocer los acuerdos alcanzados el pasado martes en el Consejo Vasco de Finanzas.

A esta cifra se podrían sumar otros 10,5 millones que sería el impacto que tendría en la financiación municipal las discrepancias existentes en el cálculo del Cupo en 2011 y 2012. Aunque los consistorios podrían ver compensada esta disminución de sus recursos con los 2,3 millones que les correspondería por la parte de las vacaciones fiscales que recuperada por la Diputación y que se decidió repartir este año.Ante esta disminución de los ingresos prevista, la Diputación recomienda a los ayuntamientos la máxima prudencia en la ejecución de los presupuestos.Cabe recordar que el ente foral ya había advertido a mediados de año que la recaudación estaba siendo menor de lo prevista y ya había adelantado a los ayuntamientos que lo tuvieran en cuenta.

La diputada de Hacienda se reunirá el próximo martes con los responsables de los ayuntamientos para detallarles las cifras concretas que corresponde devolver a cada uno así como para acordar el modo de hacerlo. Con todo, Helena Franco ya adelantó ayer que la postura de la Diputación es contraria a seguir con los aplazamientos, tal y como se ha hecho en los últimos ejercicios. De hecho a los cosistorios les queda devolver todavía este año una parte de la de 2009 y también algún pago fraccionado de 2011.

Para el próximo ejercicio, la Diputación prevé aportar a los municipios a través del Fofin 393,5 millones, lo que supone 19,20 más que la previsón de liquidación de este ejercicio, que es de 374,27, y 3,5 menos que el presupuesto de 2012. Aunque la recaudación del ente foral para el próximo ejercicio se estima que será del 4,37%, el aumento del fofim será mayor (5,13%) porque aumentará el coeficiente vertical la cantidad que destina la Diputación a los ayuntamietnos, en medio punto, y también por la mayor recaudación provocada por las reformas del IRPF y el IVA.