Adjudicado el segundo tramo del Metro por el centro de Donostia

La UTE formada por Corsán-Corviam, Altuna y Uria, Cycasa y Murias se ocupará de su ejecución, que arranca a fina de año

JUANMA VELASCO , SAN SEBASTIÁN

El Gobierno Vasco ha adjudicado las obras del segundo tramo del suburbano por el centro de Donostia, entre La Concha y Morlans. Con ello, los actuales gestores del Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes quieren dar un «espaldarazo» definitivo en la ejecución de la parte central de esta infraestructura, que transforma el trazado del Topo de Euskotren en un moderno servicio de metro. A finales de septiembre se adjudicó el otro tramo de la pasante subterránea por Donostia, entre Lugaritz y La Concha. Las obras, que horadarán el subsuelo de la ciudad a 20 metros de profundidad, comenzarán a finales de año.

Según señalaron fuentes del GObierno Vasco, será la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Corsán-Corviam, Altuna y Uria, Cycasa y Murias quien se encargue de la ejecución de los trabajos por un importe de 49.961.398 euros (IVA incluido) tendrá un plazo de ejcucion de 40 meses.

A la licitación de las obras se presentaron un total de 38 empresas, agrupadas en 13 UTEs. Otras dos concurrieron de forma individual.

El trabajo en concreto se trata de un tramo de 1,9 kilómetros en forma de túnel de doble vía. Partirá desde las inmediaciones del Paseo de La Concha cerca de La Perla, en donde desemboca el tramo que viene desde Lugaritz y Ondarreta, y termina en la zona de Morlanas. Allí conectará con el actual trazado del Metro en el Paseo de Errondo, que une con la estación de Anoeta.

Dos estaciones

El tramo dispondrá de dos estaciones, a las que se podrá acceder desde distintos puntos de la zona de centro de Donostia. La estación del Centro-La Concha estará ubicada en el entorno del Paseo de la Concha y la plaza del Buen Pastor. Las bocas de acceso estarán ubicadas en la plaza Xabier Zubiri y en la calle Loyola. El ascensor estará situado en la calle Easo.

La segunda estación se ubicará en las inmediaciones de la actual terminal de Easo. Cuando el trazado ferroviario bajo San Sebastián entre en servicio, esta estación dejará de ser un fondo de saco en el que los trenes entran y salen, retardando los tiempos de viaje. Se convertirá en una estación subterránea pasante, lo que evitará transbordos de tren y permitirá frecuencias de cinco minutos en horas punta entre Lasarte-Oria y Errenteria. Las bocas de acceso se situarán en la plaza Easo y en la calle Autonomía. El ascensor estará en la calle Salud y tendrá tres paradas, en la misma calle Salud, en Autonomía y en la estación.

Accesos desde Morlans y La Concha

Durante la ejecución de esta obra se habilitarán dos rampas de acceso al túnel, una en la zona de la Concha y la otra en la vaguada de Morlans, lo que permitará que «apenas tenga afecciones en el día a día de la ciudad», según fuentes del Gobierno Vasco.

El primer tramo de la pasante subterranea por el centro de Donostia del Metro se adjudicó a finales de septiembre a la UTE formada por Dragados, Iza, Amenabar y Lurgoien por 40,5 millones más IVA (supone un 10% de baja sobre el precio de licitación) y un plazo de ejecución de 36 meses.

Este tramo comienza en la estación de Lugaritz, desde donde en la actualidad los convoyes que proceden de Lasarte-Oria atraviesan un túnel hasta la estación de Easo. En 2016, esta galería quedará relegada al transporte de mercancías.

Kiosko y mas La información completa en El Diario Vasco y en Kiosko y más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos