Detenidos los dos autores de cuatro robos a gasolineras y un estanco de Irun

El último atraco tuvo lugar el pasado sábado, cuando los delincuentes asaltaron de nuevo el estanco de Behobia

EFESAN SEBASTIÁN

Dos varones de 34 y 38 años, delincuentes habituales, han sido detenidos en Irun acusados de haber robado con una escopeta recortada dos gasolineras y, en dos ocasiones, en un mismo estanco de la ciudad fronteriza guipuzcoana.

Según ha informado el departamento vasco de Interior en un comunicado, los delincuentes, con 17 y 7 entradas anteriores en prisión respectivamente, fueron arrestados los pasados sábado y domingo y pasaron el martes a disposición judicial, tras lo cual fue decretado su ingreso en la cárcel guipuzcoana de Martutene.

El primer atraco se produjo el 9 de mayo en un estanco del barrio irunés de Behobia, en el que irrumpió, con el rostro cubierto y armado con una escopeta recortada, un solo individuo que huyó una vez obtenido el botín de mil euros.

El 1 de julio los dos detenidos llegaron a una gasolinera del barrio de Ventas en una motocicleta sustraída previamente y, con los casos puestos y la escopeta recortada, se apoderaron de la recaudación y del bolso de la empleada.

Dos meses después el 3 de septiembre volvieron a actuar en otra gasolinera del barrio de Anaka, con el mismo "modus operandi" y tras hacerse con el botín huyeron en un Opel Kadett que habían robado en el barrio de Larreaundi.

El último atraco tuvo lugar el pasado sábado, cuando los delincuentes asaltaron de nuevo el estanco de Behobia ocultando sus rostros con pasamontañas e huyeron del lugar tras robar el dinero de la caja y el bolso de la empleada en un Opel Agila que habían sustraído en el barrio de Lapice.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Unidad de Investigación Criminal de la Ertzaintza de Gipuzkoa y la Ertzain-Etxea de Irun permitieron identificar a uno de los atracadores, un varón de 34 años, que fue detenido el domingo en la localidad fronteriza y al que se le imputa su participación en los cuatro atracos.

En su vivienda los agentes localizaron la escopeta presuntamente utilizada en los robos, munición y diferentes pruebas relacionadas con los atracos.

El segundo atracador fue detenido al día siguiente también en Irun por los agentes de la Ertzaintza, que han conseguido recuperar los vehículos sustraídos para la comisión de los robos.