El taxista que llevó a la secuestradora del bebé recibió alerta con ella en el taxi

SAN SEBASTIÁN , EFE

El taxista que ha trasladado hoy a la mujer con problemas mentales que ha raptado un bebé en el Hospital Donostia de San Sebastián ha recibido la alerta de que se estaba buscando a una persona por este delito cuando la secuestradora se encontraba en el vehículo.

El taxista ha relatado a Efe que hacia las 06.30 horas de esta mañana ha recogido en las inmediaciones del Hospital Donostia a una mujer con un bebé en brazos, al que en todo momento ha tratado bien, que "parecía que era la madre de verdad".

En un primer momento la mujer, a la que ha calculado unos 33 años, con un aspecto "totalmente normal", ha pedido al taxista que la llevara hacia el apeadero de Martutene, pero una vez puesto en marcha la clienta ha cambiado de opinión y le ha comunicado que le dejara en Altza y después que fuera a Pasai Antxo".

Alerta

Cuando han llegado a la altura del apeadero de Renfe en el barrio donostiarra de Herrera, el taxista ha recibido el aviso desde la central de taxis de que una chica, de la que ha dado su descripción, había robado un niño del Hospital Donostia .

"Al leerlo en voz alta", la pasajera, "sin perder los nervios", ha dicho "para, para que vivo aquí" y el conductor ha detenido el vehículo junto a un bar en los aledaños del apeadero de Herrera.

Antes de bajar "me ha pedido un tique y me ha dicho que esperara un momento que enseguida me bajaba el dinero", aunque no lo hizo.

«Lo importante es que el niño esté bien»

"No he cobrado la carrera, pero es lo de menos porque lo importante es que el niño esté bien", ha señalado aliviado.

Poco después, es cuando este conductor ha recibido la llamada de la Ertzaintza que le ha pedido que acompañara a una patrulla para recorrer el lugar donde ha dejado a la mujer y posteriormente le han llamado del Ayuntamiento de San Sebastián para identificarla.

El taxista ha reconocido que en ese momento se ha puesto nervioso y se ha quedado "un poco impresionado" por lo sucedido porque nunca le había ocurrido nada similar en los seis años y medio que lleva en este trabajo.