El Santuario de Arantzazu acoge un homenaje a Lucio Muñoz, creador de su retablo principal

La basílica de 1955, obra de los arquitectos Sáenz de Oiza y Luis Laorga, responde a la voluntad de los Franciscanos de convertir el Santuario en un lugar de referencia del arte contemporáneo.

EUROPA PRESS
El Santuario de Arantzazu acoge un homenaje a Lucio Muñoz, creador de su retablo principal

El Santuario de Arantzazu, en Oñati, acoge este sábado un homenaje al creador de su retablo principal, el madrileño Lucio Muñoz, en el que tomarán parte los artistas Antonio López y Julio López Hernández.

En un comunicado, los organizadores de esta iniciativa, la asociación Arantzazuko Adiskideak y la Fundación Arantzazu Gaur, han destacado que se cumplen 50 años desde que Muñoz creó esta obra en el Santuario de la Virgen de Arantzazu.

La basílica de 1955, obra de los arquitectos Sáenz de Oiza y Luis Laorga, responde a la voluntad de los Franciscanos de convertir el Santuario en un lugar de referencia del arte contemporáneo.

En la decoración de este templo participaron, en los años 50 y 60, artistas como Jorge Oteiza, que se encargó del frontis con sus famosos Apóstoles y la Piedad, Eduardo Chillida, que hizo las puertas de entrada, Nestor Basterretxea, autor de los murales de la cripta, Xavier Alvarez de Eulate, de las vidrieras y Xabier Egaña de las pinturas del camarín.

La responsabilidad de realizar el retablo que cubre los 600 metros cuadrados que rodean a la imagen de la Virgen se concedió, tras concurso nacional en 1962, a Lucio Muñoz. El mural fue realizado en cinco meses, con la colaboración del escultor Julio López Hernández, del pintor Joaquín Ramo y de un equipo de carpinteros.

Sin abandonar el lenguaje abstracto y su característico trabajo con la madera, Lucio Muñoz se inspiró en el paisaje de la región. En su momento fue el mural pictórico más grande del mundo, y sin duda una obra cumbre del arte sacro del siglo XX.

El homenaje a este artista organizado para el sábado arrancará con una mesa redonda a las 10.30 horas el centro cultural Gandiaga Topagunea. En la misma tomarán parte los artistas Antonio López y Julio López Hernández y su hijo Rodrigo Muñoz Avia que disertarán sobre la vertiente personal y profesional de Muñoz.

Tanto López como López Hernández fueron compañeros de estudios de Muñoz en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y les unía una gran amistad. López Hernández, junto a Joaquín Ramo, compartió la experiencia de Arantzazu con Muñoz.

A las 12.30 horas en la Basílica el arquitecto Miguel Angel Alonso realizará una lectura explicativa del ábside, acompañado de un breve concierto de órgano a manos de Esteban Elizondo y durante todo el día, hasta las 17.00 horas, se celebrará un concurso de pintura rápida al aire libre, para adultos, jóvenes y niños.

Fotos

Vídeos