Iker Martínez: «Más de dos años de trabajo se han ido en minutos»

El 'Telefónica' rompe el timón de babor y cae a la quinta plaza. La embarcación dice adiós a sus posibilidades de victoria en la octava etapa de la Volvo Ocean Race

EFE
Iker Martínez: «Más de dos años de trabajo se han ido en minutos»

El campeón olímpico guipuzcoano Iker Martínez, patrón del 'Telefónica', ha señalado esta madrugada, después de la rotura del timón de babor del barco, que "el ánimo a bordo es todo lo bueno que podría serlo en estas circunstancias" ya que acababan de "perder" todas sus oportunidades de ganar la vuelta al mundo y que "más de dos años de trabajo se han esfumado en pocos minutos".

"Ahora me conformo con que lleguemos bien sin más complicaciones. Me sale del corazón pedir disculpas a nuestros patrocinadores y más concretamente a Pedro Campos, que ha sido capaz de arriesgar muchísimo para poder darnos los recursos y el tiempo necesario para poder correr esta regata. Creo que sólo me tranquiliza un poco el saber que he dado mi cien por cien durante estos dos años", ha declarado.

"Es la primera vez que me pasa algo así y creo que será difícil de asimilar, pero de eso me tendré que preocupar una vez hayamos llegado todos a tierra y estemos sin ningún riesgo", ha admitido el regatista español.

En cuanto a la situación actual ha comentado: "estamos navegando rumbo a la meta de Lorient a unos 12-14 nudos (22 a 26 Km/h.) de velocidad. La situación a bordo es normal pero tenemos que tener mucho cuidado ya que sólo tenemos un timón y está dañado. Afortunadamente el timón que podemos utilizar es el de babor, el que nos hace falta para poder navegar hacia Lorient amurados a estribor".

"Ayer por la tarde rompíamos el timón de estribor, algo que a mí personalmente no me había ocurrido nunca. Pudimos cambiarlo por el de emergencia con bastante rapidez y así podíamos volver a navegar habiendo perdido sólo 11 millas (20 Km.). Antes de anochecer ya habíamos pasado a 'Groupama' y liderábamos la clasificación, pero la decisión más difícil quedaba pendiente: la última trasluchada (virada) hacia Francia", ha continuado Iker .

El patrón del 'Telefónica' también ha detallado el momento de la rotura. "Trasluchamos en el lugar que creímos oportuno y luego veríamos que éramos los primeros en trasluchar, ya navegando rumbo a Lorient con Groupama en la popa.En ese tramo se dañaba el timón de babor y se rompía el timón de estribor en la bajada de una ola".

"Lo más raro es que en ese momento navegábamos con un aparejo muy seguro. Había de 30 a 40 nudos de viento y habíamos decidido pasar la noche con un foque pequeño en la proa y la mayor arriba, algo no especialmente rápido pero muy seguro con condiciones duras. Sin un timón, el bajar la mayor ha sido una aventura y en el proceso los sables de la mayor se han roto. El caso es que ya está todo en su sitio y todos estamos bien", ha puntualizado

"Poco más puedo decir por ahora. Un día triste hoy para el Telefónica, y mañana, ¡que oportuno!, es mi cumpleaños. Sólo me pido de regalo que estemos en tierra todos bien", ha finalizado.

Fotos

Vídeos