Golpe de chipirones en Gipuzkoa

Desde hace algo más de un mes, las pequeñas embarcaciones de recreo de litoral guipuzcoano y vizcaíno no paran, la actividad es frenética. Parecen haber dado con un filón: el de los chipirones

JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN
Golpe de chipirones en Gipuzkoa

No hay un día que no se hagan a la mar, siempre y cuando las condiciones lo permitan, claro está. Desde hace algo más de un mes, las pequeñas embarcaciones de recreo de litoral guipuzcoano y vizcaíno no paran, la actividad es frenética. Parecen haber dado con un filón: el de los chipirones . «Si hiciéramos un símil con los hongos, es como si se hubiese producido golpe de cefalópodos en nuestras aguas», afirma un pescador aficionado. Algunas capturas han sido espectaculares.

Sólo hay que otear el horizonte todos atardeceres para saber que algo sucede en el mar. Frente a Hondarribia, Pasaia, Donostia, Orio, Getaria, Deba, Mutriku, Ondarroa, Lekeitio... así hasta Cantabria, cientos de pequeñas chipironeras y yates se concentran estas semanas atraído por la pesca de chipirones. Todos los aficionados coinciden en señalar que las capturas están siendo en algunos casos abundantes. «Si sales siempre regresas con varios ejemplares, casi nadie viene de vacío», afirma un aficionado.

En algunos puertos de Gipuzkoa, han sido varias las embarcaciones han llegado a coger más de medio centenar individuos en una sola jornada.

Los chipirones que estos días están siendo capturados pertenecen a la familia de los «begi haundi». Algunos son de un tamaño espectacular. Muchos de ellos han superado con creces el kilo de peso.

La abundante presencia de esta especie en nuestras aguas hace que muchos aficionados hayan asegurado ya su cena de Navidad o la de Nochevieja.

Hay también quienes destinan parte de las capturas a restaurantes y pescateros. Los precios al consumidor oscilan entre los 12 y 18 euros por kilo. «Algunos pescadores están haciendo estos días su particular agosto, aunque bien es verdad que son los menos. La mayoría los pescamos para luego degustarlos con nuestros amigos y familias», afirman.