Un DVD en 3D muestra el paso de San Adrián a lo largo de 4.000 años

La cavidad en la antigüedad tuvo un volumen tres veces mayor pero con el paso del tiempo se ha ido llenando de piedras y tierra

FELIX IBARGUTXI | DV. SAN SEBASTIÁN

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha editado un DVD en 3D que recrea el paso de San Adrián o Lizarrate, en la sierra de Aizkorri, en cuatro momentos muy diferentes: la Edad de Bronce, hace 4.000 años; la Edad Media, el siglo XVI y el siglo XIX.

Como se sabe, un equipo de Aranzadi está excavando el enclave, que fue «un sitio de paso obligado durante siglos, porque por ahí pasaba la carretera principal, la nacional 1, el enlace de Castilla con Gipuzkoa», como comentaron ayer en la presentación del DVD los diputados forales María Jesús Aranburu y Rafael Uribarren.

Esa cavidad en la antigüedad tuvo un volumen tres veces mayor, y con el paso del tiempo se ha ido llenando de piedras y tierra. Hace 4.000 años fue habitada por unas gentes que se dedicaban a cazar y pescar en los alrededores, si bien contaban también con animales domesticados. En la Edad Media se construyó allí una fortaleza defensiva, que incluía fonda y ermita para los viajeros. Luego, en el siglo XVI, ese castillo desapareció, entre otras cosas porque Gipuzkoa era ya parte del reino de Castilla, pero siguieron en pie la ermita y la venta caminera.

En los siglos XVIII y XIX el paso de San Adrián perdió importancia estratégica, porque el camino de Leintz Gatzaga se había impuesto a la antigua vía de comunicación del otro extremo de la sierra de Aizkorri.

En el XIX se construyó una casa de miqueletes -que se encargaban de cobrar arbitrios- y la ermita cambió de emplazamiento. Pasó del lado izquierdo de la cueva al derecho.

El DVD, realizado por la empresa Inertek, con sede en Vizcaya, no está a la venta y sólo se podrá visionar en la web del Departamento de Cultura de la Diputación de Gipuzkoa. «El DVD ha tomado en cuenta el escaneado con láser que se ha llevado a cabo en la cavidad. Si ese túnel se derrumbara, podríamos reconstruir fielmente toda la cavidad», dijo Moraza, director de las excavaciones.

La Diputación seguirá este verano con los trabajos de afianzamiento de la calzada, y la sociedad Aranzadi, con el arqueólogo Alfredo Moraza a la cabeza, se propone buscar restos del Paleolítico en las galerías de la zona superior del túnel de San Adrián, y excavar en el túmulo situado al borde de la calzada, al comienzo del lado alavés. «Se ha pensado que eso era un túmulo del Neolítico, pero podría ser la base de la horca, instalada allí en la Edad Media para avisar a los malhechores. Y en lo que respecta a las excavaciones en el interior de la cavidad, sería una sorpresa encontrar restos del Paleolítico», aseguró Moraza.

Ya han comenzado los trabajos para la mejora de la calzada; se quieren recoger y canalizar las aguas de escorrentía, tanto aguas arriba como aguas abajo de la cavidad de San Adrián. Las obras tienen un presupuesto de 47.287 euros.