La fachada del nuevo edifico del Museo San Telmo estará formada por un muro vegetal y de paneles de hierro

Los paneles, de aluminio fundido, envolverán la totalidad de la fachada y dejarán una imagen irregular de cientos de pequeñas perforaciones, de distinto tamaño y en forma de elipse la mayoría, por las que brotarán plantas.

SAN SEBASTIÁN | EFE
La fachada del nuevo edifico del Museo San Telmo estará formada por un muro vegetal y de paneles de hierro

Un mural de vegetación y paneles metálicos perforados será la "piel" del nuevo edificio del museo San Telmo de San Sebastián, una cobertura que se presenta como una síntesis del entorno, de un enclave donde confluyen el paisaje urbano y natural.

Una vez colocada parte de las planchas, los arquitectos encargados de la ampliación del museo San Telmo, Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, han explicado a los periodistas cómo será el aspecto exterior del edificio que se construye junto al museo en la falda del monte Urgull.

Junto a ellos se encontraban los artistas que han creado la fachada, Leopoldo Ferrán y Agustina Otero, además del alcalde, Odón Elorza, y los concejales Duñike Agirrezabalaga y Denis Itxaso.

Los paneles, de aluminio fundido y 180 por 60 centímetros, envolverán la totalidad de la fachada y dejarán una imagen irregular de cientos de pequeñas perforaciones, de distinto tamaño y en forma de elipse la mayoría, por las que brotarán plantas, aunque sólo en aquellos lugares tras los que no se oculten ventanales.

La idea, según ha dicho Sobejano, ha sido la de hacer "unos muros habitados, con un tratamiento de piel que entra en diálogo con la ciudad y el monte".

Agustina Otero ha explicado que se trata de que el muro permanezca verde todo el año, por lo que se instalará un sistema de riego por goteo que estará controlado por ordenador y que, según ha asegurado, no es costoso.

La vegetación variará dependiendo de la luz solar que caiga sobre el muro y se implantará en otoño o primavera para que esté lista cuando se inaugure el museo.