El Gobierno Vasco prevé un crecimiento económico moderado e «insuficiente» para crear empleo

El consejero de Economía, que ha participado en el XXI Encuentro Empresarial de Elkargi ha asegurado que el ejecutivo vasco no dará la crisis por finalizada «hasta que no seamos capaces de crear empleo de forma sostenible».

SAN SEBASTIÁN |EFE

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Carlos Aguirre, ha afirmado hoy que el desempleo en Euskadi no superará el 10% en los próximos años y que el "crecimiento sostenido pero moderado" permitirá crear puestos de trabajo a partir de 2011.

Aguirre ha intervenido hoy en San Sebastián en el almuerzo celebrado con motivo de la Junta General de la Sociedad de Garantía Recíproca Elkargi y de sus XXI Encuentros Empresariales, donde ha compartido mesa con el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría; el secretario iberoamericano y ex presidente del Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias; el presidente de Petronor, Josu Jon Imaz; el ex presidente de Innobasque, Pedro Luis Uriarte; y el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano.

Aguirre ha afirmado que los últimos datos confirman que "continúa la senda de la recuperación económica", lo que permitirá que "en tasas interanuales" se produzcan datos positivos de crecimiento en el segundo trimestre del año.

No obstante, se tratará de un crecimiento "muy moderado que será insuficiente para crear empleo", lo que, según ha dicho, "es un hecho normal en la salida de un ciclo recesivo, dado que los primeros impulsos de crecimiento se absorben con los excesos de capacidad productiva que tienen las empresas".

"Estos resultados positivos invitan a confiar en el despertar económico de una crisis que en todo caso no daremos por superada hasta que no seamos capaces de crear empleo de forma sostenible", ha agregado.

Aguirre ha destacado que el Gobierno Vasco está llevando a cabo una actuación política "planificada, coherente y coordinada" para salir de la crisis, con la prioridad de lograr un crecimiento "inteligente, basado en el conocimiento y la innovación, sostenible, eficaz, competitivo e integrador, con un alto componente de cohesión social y territorial".