Pediatría en fiestas, de mal en peor

En las fechas navideñas no hubo pediatras en Eibar, aunque la situación se ha normalizado el pasado día 11. Un facultativo atendió a 75 niños el día 28 de diciembre y causó baja por stress

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.
En espera. Un pequeño en la sala ante la consulta de Pediatría. ::
                             F.MORQUECHO/
En espera. Un pequeño en la sala ante la consulta de Pediatría. :: F.MORQUECHO

El centro de salud de Torrekua no incorporó en Navidad, tal como estaba previsto al nuevo pediatra, sino que un médico de familia se prestó voluntario para atender a los cerca de 800 niños y niñas adscritos a este servicio sanitario, en sustitución del titular de la plaza, que se jubiló en esas fechas. Y, lo peor del caso es que el único pediatra de Toribio Etxeberria causó baja por stress al atender, el día 28 de diciembre, a 75 niños, cuando lo normal es alcanzar un nivel de 25 a 50. Estos son algunos de los aspectos que ha denunciado el coordinador del sindicato médico en Eibar, Juan Sánchez Vallejo, que pide la incorporación de personal a los ambulatorios, ante la notable carga de trabajo que presentan. «La situación, desde el pasado día 11 de enero, se ha normalizado, pero lo ocurrido en estas Navidades ha adquirido tonos de carácter caótico», dijo Sánchez Vallejo. Dentro de las decisiones adoptadas para las fiestas de Navidad por los responsables sanitarios, se encontraba la incorporación de un pediatra del ambulatorio de Torrekua, cosa que no ocurrió y se hizo cargo del servicio un médico voluntario. En Toribio Etxebarria, cogió vacaciones reglamentarias uno de los pediatras y el único existente, tras atender 75 críos, el día 28, no se pudo reincorporar al trabajo el día 29 al padecer síndrome de stress. A partir de ese día no hubo ningún pediatra y los dos existentes eran médicos. Todo esto hace que Juan Sánchez Vallejo, representante del sindicato médico en Eibar, muestre una notable preocupación ante este tema. «La situación es bastante crítica y las próximas fiestas puede ocurrir algo parecido. En Torrekua hubo un médico voluntario que atendió 2 horas al día y el único que estuvo en Toribio Etxeberria tuvo tal carga de trabajo que causó baja», explica refiriéndose a la situación que se vive en las consultas de pediatría en Eibar.

En la actualidad hay tres médicos que atienden a la población infantil. Dos de los pediatras atienden en el ambulatorio de Toribio Etxeberria y el tercero, tras la jubilación, en el centro de Torrekua, ha sido sustituido por otro. A juicio de Sánchez Vallejo, «tienen sobrecarga de trabajo y atienden a un número de pequeños pacientes muy superior a la media. Son los médicos de cabecera los que tienen que salvar la situación». Según las cifras que maneja el representante médico, cada médico pediatra del centro de Toribio Etxeberria cuenta con unos 1.200 niños y niñas adscritos a su «cartera» de clientes.

«Así no podemos seguir»

En Torrekua la situación es parecida. El pediatra cuenta con unos 800 niños y niñas en la lista y pasa consulta de forma diaria a más de cuarenta pequeños. «Esto es una barbaridad», concluye el médico Sánchez Vallejo, refiriéndose a los dos centros sanitarios y tomando en cuenta que las recomendaciones establecen como cupo máximo un límite de mil tarjetas sanitarias individuales (TIS) en pediatría. Sánchez Vallejo solicita que «la Administración tome cartas en el asunto. No se puede hacer oídos sordos».