Punto de encuentro para los mayores

Acogerá las actividades de Gure Altxor, Nagusilan, Afagi y la Asociación de Donantes de Sangre. El nuevo Centro Social Iraso abrió ayer sus puertas en el recinto del Antiguo Hospital

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.
Estreno. Asistentes al acto de inauguración del Centro Social Iraso, celebrado ayer. ::
                             F. DE LA HERA/
Estreno. Asistentes al acto de inauguración del Centro Social Iraso, celebrado ayer. :: F. DE LA HERA

Es un pequeño edificio de dos plantas, situado en el recinto del Antiguo Hospital, delante de la residencia Ama Xantalen, que, hasta los años 80, albergó un orfanato. Después, el inmueble quedó deshabitado y se utilizó únicamente como almacén. En octubre de 2008, se iniciaron las obras de rehabilitación. Se decidió conservar la fachada y la cubierta y se renovó completamente el interior del edificio para transformarlo en el Centro Social Iraso, un nuevo punto de encuentro de responsabilidad municipal, destinado a las personas mayores, que fue inaugurado ayer.

En las nuevas instalaciones, se desarrollarán las actividades que venía realizando hasta el momento la asociación Gure Altxor, en unos locales del mismo recinto del Antiguo Hospital que quedarán cerrados con la apertura de Iraso.

Otras asociaciones

Merche Trabadelo, la presidenta de Gure Altxor, que participó en el acto de inauguración, tenía ayer sentimientos encontrados. «No sé qué decir sobre este nuevo edificio. Yo llevaba muchos años en el antiguo local, desde el 96 y estaba muy acostumbrada. Estábamos todos allí como en familia. Esto ya va a ser distinto. Está muy bonito, todo nuevo y nos han dado un despacho magnífico. Todo el mundo me dice que voy a estar mejor aquí, pero no lo sé... A mis años, cualquier cambio te produce inquietud. Yo pienso que dentro de un mes ya estaré contenta, pero ahora mismo...».

El centro social prestará varios servicios, como peluquería, podología y fisioterapia, además de un bar-comedor. El edificio dispone de un espacio específico y permanente para el desarrollo de las actividades de la citada Gure Altxor y de Nagusilan. Pero también hay espacios reservados para otras asociaciones. Un día a la semana Afagi atenderá a familiares de enfermos de Alzheimer y la delegación en Irun de la Asociación de Donantes de Sangre estrena hoy mismo el nuevo centro para realizar sus habituales extracciones.

El alcalde, José Antonio Santano, encargado de abrir oficialmente las puertas del nuevo centro dijo que «no se puede empezar mejor el año que abriendo un nuevo centro social para mayores. Éste va a ser un nuevo punto de encuentro que va a permitir mejorar las prestaciones que venían desarrollándose hasta ahora muy cerca de aquí. Pero tan importante como el cuerpo, que es este edificio, es el alma y el alma sois todos los hombres y mujeres que vais a realizar aquí vuestro trabajo, un trabajo muy importante».

Además de la labor que lleva a cabo Gure Altxor, el alcalde alabó el trabajo de Nagusilan, Afagi y la Asociación de Donantes de Sangre. «De todos ellos estamos muy orgullosos».

Cristina Laborda, delegada de Bienestar Socia, explicó que Iraso, el nombre el nuevo centro, «surgió dentro del Consejo del Mayor. Se pusieron varios nombres sobre la mesa y, al final, se optó por el de Iraso, porque es uno de los nombres que en su día pudo tener Irun y porque fue el que más gustó».

El arquitecto responsable de la obra, Ignacio Granja, ofreció los detalles técnicos de la rehabilitación del edificio, que ha sido realizada por Obegisa (Obras Especiales de Gipuzkoa S.A), con un presupuesto de 733.431,23 euros. El nuevo centro social tiene una superficie total de 339,55 metros cuadrados. En la planta baja se encuentran el recibidor, la zona de estar, la peluquería, la cocina, el bar- comedor y los vestuarios y baños adaptados. En la primera planta, se incluyen dos salas de usos múltiples, el local para el servicio de podología, cuatro oficinas y baños. «Aunque es un edificio reducido, creemos que va a dar mucho juego», aseguró.

Tanto el arquitecto como el alcalde de Irun expresaron su deseo de que los usuarios «disfruten de estas nuevas instalaciones».