Begino, una derecha que asusta

El zaguero de Auza afronta su cuarta participación en el Parejas. Roberto García Ariño, intendente de Asegarce, cree que ha mejorado en confianza y que debe aprovechar la fuerza que tiene

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.
Potencia. Aritz Begino golpea de derecha. ::                             JOSÉ MARI LÓPEZ/
Potencia. Aritz Begino golpea de derecha. :: JOSÉ MARI LÓPEZ

Aritz Begino afronta su cuarta comparecencia en el Campeonato de Parejas. El zaguero de Auza debutó en 2007 como recambio del lesionado Otxandorena en semifinales y quedó apeado a las primeras de cambio. Al año siguiente, ya como titular con Koka, no pudo lograr el billete a la liguilla de semifinales y se llevó otra decepción. Pero en 2009 se sacó la espina. Los técnicos de Asegarce le alinearon junto a Pablo Berasaluze y juntos entraron por derecho propio en semifinales tras liderar la clasificación de las rondas previas. Perdieron los tres partidos de la liguilla y se esfumaron sus aspiraciones de conquistar la txapela. Hay opciones de que vuelvan a formar alianza en 2010. Lo sabremos tras la presentación que tendrá lugar hoy en Donostia, en el Kursaal, a las 11.30.

Roberto García Ariño, intendente de Asegarce, es de las personas que mejor le conoce. El de Axpe-Marzana considera que «el juego de Begino mejora mucho cuando se complementa con su delantero. Gana mucho en constancia. Cuando no se encuentra a gusto se transforma en un pelotari impaciente, que busca acabar el tanto de un pelotazo y es entonces cuando llegan los errores».

A juicio de García Ariño «lo ideal para Begino es contar con un delantero rematador, tipo Pablito. En verano se han compenetrado a la perfección. Pero en la empresa también hay otros pelotaris que pueden acoplarse bien a su juego».

Diferentes variantes

Le planteamos la pregunta de si también cuajaría con un pegador como Asier Olaizola y García Ariño prefiere ser cauto. «Nunca se sabe el rendimiento que podrían dar juntos. Aunque en principio parece una bomba de combinación, a los pegadores les cuesta más acoplarse. Sería como jugar a relevos. Ahora pegas tú, ahora lo hago yo. Normalmente, al pegador le va más un delantero rematador».

«El año pasado, ya hizo cosas buenas en el Parejas y este año los resultados le han acompañado durante el verano y ha adquirido confianza -añade-. Se ha dado cuenta de que su puesto está ahí arriba, con los mejores zagueros de la empresa. Eso era un poco lo que le faltaba hasta ahora. Le costaba creérselo. No creo que haya ganado en pegada. Sigue evolucionando y debe aprender a aprovechar la fuerza que tiene. A veces se vuelve loco y echa la dejada, pero es fruto de esa ansiedad por acabar pronto el tanto. Acaba de perder dos partidos por la mínima y ya empezaba a ver fantasmas».

García Ariño cree que Begino se encuentra en una edad ideal para un zaguero. «Los zagueros suelen explotar desde los 27 a los 33. También hay casos como los de Rubén Beloki o Patxi Ruiz que comenzaron a destacar y a ganar títulos a una edad más temprana. Ahora le veo bien, aunque en noviembre estuvo más bajo. Begino es un zaguero explosivo y quizás tenga la necesidad de ganar ya una txapela, pero no debe desviarse de su camino. Debe tener paciencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos