Olano lo califica de acción contra Euskal Herria

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, aseguró ayer ante la Audiencia Nacional que el cierre de Egunkaria fue una acción dirigida «contra el euskara y contra el conjunto de Euskal Herria». Olano acudió junto a otros miembros de su partido a la sede del tribunal para mostrar su solidaridad y su respaldo a los cinco juzgados.

Olano subrayó que tiene el convencimiento de que los procesados son inocentes y añadió que la mayoría de la ciudadanía vasca desea «que acabe cuanto antes esta pesadilla y puedan regresar a casa libres de toda imputación, habiendo puesto punto final a este desgraciado proceso».

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, también acudió a la Audiencia Nacional y señaló que el cierre del diario fue un «flaco favor a la cultura vasca» y que el rotativo fue víctima de un tratamiento «injusto desde el principio».

Acompañado de los diputados jeltzales Juan Ramón Beloki, Pedro Azpiazu y Joseba Agirretxea, para mostrar su solidaridad y «aliento» a los trabajadores, a la dirección y a la cabecera de Egunkaria , Erkoreka deseó que se dé «carpetazo» a la causa porque, en su opinión, el cierre de Egunkaria fue «un flaco favor al euskera y a un proyecto cultural muy importante y estratégico en el País Vasco».

Por su parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, no viajó ayer a Madrid pero, en una entrevista a Herri Irratia-Loyola Media, deseó que, pese al «daño irreparable» y el ataque «a la libertad de expresión» que supuso el cierre de Egunkaria y la detención de sus responsables, la Audiencia Nacional decida archivar la causa. Señaló que con la presencia de los diputados jeltzales han querido expresar «la posición nítida» del PNV respecto a este asunto. «Es la que ha tenido durante todos estos años, desde que el fiscal Fungairiño inició esta denuncia y este proceso, y nos sumamos a lo que ya en 2006 el propio fiscal planteaba que era el archivo de la causa y el sobreseimiento de todas las penas», manifestó.