La Diputación estudia prohibir el paso de camiones por la N-I en Irun y Behobia

La institución foral analiza la construcción de una nueva salida de la autopista entre Ventas y la frontera. Se desviarían por la A-8 para evitar los atascos en las zonas urbanas

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

El intenso tráfico de tráilers que se dirigen hacia la frontera o proceden de Francia dejarán de colapsar las zona urbanas de Irun y Behobia. La Diputación analiza una solución drástica: prohibir su paso, desviándolos por la A-8. La institución foral está estudiando esta opción ante la solicitud realizada por el Ayuntamiento de Irun y por la Asociación de Vecinos de Behobia.

El Plan General de la localidad fronteriza contempla la reordenación de las carreteras que atraviesan el municipio. Irun padece el tránsito de miles de vehículos pesados en dirección o procedentes de la muga. Los accidentes y atascos son prácticamente diarios.

La prohibición del paso de camiones pesados requeriría la construcción de un nuevo enlace desde la A-8 a Irun. Este se situaría a mitad de camino entre el peaje de Ventas y Behobia. En la actualidad, entre ambos puntos median 7 kilómetros sin salidas hacia la localidad.

Acceso a barrios

El enlace descargaría de vehículos a la N-I. En la actualidad, una parte del tráfico pesado sale de la A-8 en Ventas y continúa por la N-I hacia la muga y también hacia Navarra. Además, la nueva salida permitiría acceder a barrios situados al este de Irun (Palmera-Montero o Artia), así como a la zona más cercana del centro (Larramendi...) e incluso al mismo casco urbano.

La prohibición del tránsito de camiones conllevaría la paralización del proyecto foral de desdoblar la N-I entre Oxinbiribil y Behobia. Esta fase del plan para ampliar la capacidad de la N-I presenta dificultades extremas, debido a su encaje entre el Bidasoa y las zonas urbanas. El descenso del número de vehículos que supondría desviar los camiones por la A-8 haría innecesario el desdoblamiento.

La prohibición no afectaría ni a los camiones de reparto ni a los que tienen como destino las empresas de la zona. El objetivo se centra en eliminar el tráfico de camiones de gran tonelaje de paso hacia la muga.

Las tres medidas que, por tanto, analiza la Diputación a solicitud del Ayuntamiento para reordenar el tráfico se centran en la prohibición del tránsito de trailers, el desdoblamiento de la N-I hasta Oxinbiribil y la nueva salida de la autopista.

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, afirma que existe una «sintonía básica» entre el Ayuntamiento y la Diputación sobre las medidas indicadas.

Paco Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos de Behobia, se muestra más optimista. «Desde las instituciones se nos ha dicho que el próximo año la prohibición para los vehículos pesados será una realidad. Esperamos que sea así -indicó-, no es posible vivir entre miles de coches y camiones».