Vitoria ¿por Epele o Eskoriatza?

El autobús a Vitoria se salta Aretxabaleta y Eskoriatza al ir por la AP-1. Usuarios leinztarras no entienden por qué Lurraldebus no coge la autopista en Eskoriatza en lugar de en Epele

KEPA OLIDENARRASATE.
Granizada. Viajeros toman el autobús para Vitoria ayer por la tarde en plena granizada. ::
                             OLIDEN/
Granizada. Viajeros toman el autobús para Vitoria ayer por la tarde en plena granizada. :: OLIDEN

La pregunta que a muchos conductores se les plantea a la hora de elegir la mejor ruta para viajar por autopista a Vitoria tiene una sola respuesta para Lurraldebus: por Epele.

Los usuarios de transporte público con destino u origen en la capital alavesa pueden disfrutar de la comodidad y rapidez de la AP-1, pero sólo a través del peaje de Epele. El peaje de San Bernabé, situado a la entrada de Eskoriatza, no forma parte del itinerario de los autobuses que toman la autopista rumbo a Araba. En consecuencia, Aretxabaleta y Eskoriatza se quedan fuera de la ruta de la AP-1.

Los viajeros atxabaltarras y eskoitzarras tienen dos opciones: a trasladarse a Mondragón, con el consiguiente sobrecosto económico, pérdida de tiempo y retroceso, o conformarse con viajar en los autobuses que circulan por la tortuosa carretera de Arlaban, que son los únicos con parada en las dos localidades leinztarras.

Desde julio

María Dolores Akizu es de las que se niegan a conformarse con la situación instaurada por Lurraldebus «en junio pasado». Desde julio lleva peleando con la Diputación Foral para que Lurraldebus se avenga a modificar sus servicios a Vitoria por la autopista.

A juicio de Akizu, opinión que comparten unánimemente todos los viajeros atxabaltarras y eskoriatzarras, la actual situación «carece de toda lógica».

Esta usuaria del transporte público lleva desde julio esperando que algún responsable le explique «por qué los autobuses que parten de Mondragón con destino a Vitoria han de retroceder hasta el peaje de Epele -2 kilómetros en sentido contrario- para incorporarse a la autopista; cuando existe otro peaje en Eskoriatza, a no más de seis kilómetros de distancia en sentido Vitoria, que posibilitaría al autobús recoger a los viajeros de Aretxabaleta y Eskoriatza».

Paradas

De hecho, el ayuntamiento de Aretxabaleta ya ha hecho los deberes al establecer una parada con su correspondiente marquesina frente a Azbe.

Sólo falta que Eskoriatza habilite su parada en las inmediaciones de la glorieta de San Bernabé, precisamente en el acceso al peaje de incorporación a la autopista. La Diputación Foral no descarta «reordenar» entonces los servicios de Lurraldebus entre el Alto Deba y Vitoria. Si se cumplen las demandas de Akizu y los usuarios atxabaltarras y eskoriatzarras, los autobuses con destino a Vitoria que parten de Garibai, en lugar de retroceder hasta Epele, continuarían por la carretera general GI-627 hasta la parada de Azbe, en Aretxabaleta, y la de la rotonda de San Bernabé, en Eskoriatza, para luego incorporarse a la autopista en ese punto.

El regreso de la capital alavesa se realizaría por la misma ruta, evitando así, como ocurre actualmente, que los viajeros atxabaltarras y eskoriatzarras provenientes de Gasteiz tengan como única parada la de Garibai, en Arrasate.