50 años enseñando en Villa Mundaiz

El colegio del Sagrado Corazón festeja las bodas de oro del traslado del centro de Sánchez Toca a la colina de Mundaiz, junto al parque de Cristina Enea

ALETXU PEÑASAN SEBASTIÁN.
Un aula de Villa Mundaiz se ha habilitado como museo. En la imagen el director y varios alumnos. /LUSA/
Un aula de Villa Mundaiz se ha habilitado como museo. En la imagen el director y varios alumnos. /LUSA

DV. Mañana se celebra en el colegio Sagrado Corazón el cincuenta aniversario de la actividad docente en Villa Mundaiz, el edificio que supuso el inicio de la expansión de este centro docente regido por los hermanos del Sagrado Corazón.

Pese a celebrarse este aniversario, la presencia de la congregación del Sagrado Corazón en San Sebastián data de 1904 cuando todas las órdenes religiosas fueron expulsadas de Francia. Los hermanos del Sagrado Corazón vinieron de Lyon e instalaron ese mismo año un colegio en la calle Igentea, en el edificio del Hotel Central que existía en aquella época. Un año de vida tuvo el colegio en esta ubicación, ya que al año siguiente, en 1905 se trasladaron a la calle Sánchez Toca, 9, donde el colegio del Sagrado Corazón reinició la actividad docente.

Con el paso de los años el colegio se había quedado pequeño. En Sánchez Toca no contaban con patios y los alumnos disfrutaban del recreo en el paseo de Vizcaya. En 1956 el colegio decide comprar Villa Mundaiz, junto al parque de Cristina Enea, con sus correspondientes 64.000 metros cuadrados de terreno que rodeaban al singular edificio que fue levantado en 1840. En la villa vivían hasta entonces las familias Olazábal y Sánchez Guardamino. El 30 de noviembre de 1956 los Hermanos Esteban Múgica (provincial) y Evaristo Unzalu (director) firmaron en el despacho del señor Olazábal las escrituras de compra.

Sin embargo, al año siguiente el colegio vendió una parte de los terrenos a los Jesuitas, que es donde levantaron la actual Universidad.

Dos años se tardó en rehabilitar Villa Mundaiz y adaptarla para recibir a los estudiantes. Esto ocurrió el 6 de abril de 1959, cuando desde Sánchez Toca se trasladaron los alumnos de los últimos cursos, mientras que los más pequeños seguirían en el viejo colegio hasta 1973. En el flamante nuevo edificio convivían al principio los alumnos con los hermanos, ya que en el ático de la villa tenía sus habitaciones el profesorado y en el resto de las plantas se ubicaban las aulas. A partir de 1973 se construyeron junto a la villa nuevos edificios para albergar hasta los 1.200 alumnos que el colegio llegó a tener en 1975.

Iñaki Molina, actual director del centro, indica que han sido miles los alumnos que han cursado sus estudios en el colegio de Sagrado Corazón, «la mayoría de ellos donostiarra, aunque desde siempre al centro acudían alumnos de localidades cercanas como Hernani, Rentería o Pasajes».

El colegio se ha adaptado a los nuevos tiempos, según explica Molina, y se han impulsado distintos proyectos enfocados a las nuevas tecnologías, a la enseñanza del inglés y del euskera.

Mañana va a ser un día especial en el que se espera que cientos de antiguos alumnos se acerquen a Villa Mundaiz para festejar esta efeméride. El programa de actos comienza a las 11.00 con la celebración de la Eucaristía en la iglesia de los Franciscanos. Al término de la misa cantará el ochote Erdizka. Ya en el colegio, en torno a las 12.45 horas, los discursos y los homenajes al hermano Aniceto; y al hermano y al ex alumno más veteranos, Félix Alvarez de Eula y Dámaso Sánchez, respectivamente.