Por una vida dedicada a la divulgación

El etnógrafo beasaindarra Jose Zufiaurre Goya recibió ayer, durante la presentación de su último libro, el homenaje de su pueblo al que también se sumó Aranzadi

JUANTXO UNANUABEASAIN.
El autor del tomo XVII  de la colección Beasaingo Paperak flanqueado por las autoridades. /FOTOS: JUANTXO/
El autor del tomo XVII de la colección Beasaingo Paperak flanqueado por las autoridades. /FOTOS: JUANTXO

DV. El Usurbe antzokia sirvió ayer de marco para un acto de homenaje, el que el Ayuntamiento y el pueblo de Beasain tributaron al anochecer a su etnógrafo más insigne, el beasaindarra Jose Zufiaurre Goya.

Fue un acto de reconocimiento y gratitud hacia la persona de Josetxo Zufiaurre, hacia su trabajo de investigación, recuperación y difusión de una buena parte de la historia local, de la comarca y de Gipuzkoa, de los siglos XX y XXI.

El homenaje tuvo como previo la presentación de un nuevo tomo, el decimoséptimo, de la colección y que lleva por título .

Hasta el Usurbe se acercaron, amén de muchos beasaindarras, familiares del homenajeado y rostros conocidos de Aranzadi como su secretario general Juantxo Agirre Mauleon.

El acto fue abierto por la presidente del departamento de Cultura, quien recordó que quedaba ya lejos aquella primera edición de la colección. «Quién nos iba a decir que íbamos a llegar al tomo 17 y que íbamos a contar con tantos temas que tomo a tomo jalonan la historia de Beasain».

Este libro de 100 paginas ve la luz «en coincidencia con los 100 años de la llegada del agua potable a los grifos de nuestras cocinas», dijo Zufiaurre en la presentación, y también aprovechó para realizar una reflexión sobre el uso del agua hoy en día.

Situó la escena en aquel Beasain de principios de siglo que crecía a intenso ritmo en su número de habitantes y en el que la necesidad de agua era evidente. En su libro realiza un repaso de las fuentes públicas existentes antes de la traída de Zazpiturrieta y llega hasta la construcción del embalse de Arriaran.

El alcalde agradeció a Zufiaurre «este nuevo regalo en forma de libro que nos ha hecho al pueblo de Beasain».

La nota musical del homenaje, tras la presentación, la puso un cuarteto de cuerda interpretando dos paginas, una de Ramon Aranburu y la otra de Nicomedes Iguain, rescatadas por Zufiaurre de los archivos y puestas en valor en su libro (2006). Al tiempo que sonaban las melodías, se fueron proyectando distintas imágenes del etnógrafo beasaindarra, lo que dio inicio al homenaje.

El alcalde Patxi Plazaola, que quiso dejar claro que la palabra homenaje «no debe sonarle para nada a retirada», destacó la actitud de Josetxo, que «siempre está dispuesto a colaborar para lo que se le pida».

El secretario general de Aranzado, Juantxo Agirre, por su parte, dibujó al Zufiaurre etnógrafo como un incansable investigador y divulgador de la cultura y de las tradiciones.

Al homenajeado le fue entregado un regalo y a Maite, su esposa, un ramo de flores.