Cazadores

Maite y Josean denuncian que «esta pasada semana, en nuestras numerosas salidas por el monte, nos ha llamado la atención la cantidad de pajaritos que hemos observado muertos cerca de los puestos de caza y en los senderos, además de la cantidad de cartuchos que hay por el monte sin recoger. Hemos podido contar 16 jilgueros y 9 txantxangorris muertos. No nos entra en la cabeza cómo los que se denominan cazadores puedan hacer semejante barbarie sin que nuestras autoridades hagan nada».