El Usurbil conquista el Torneo Costa Verde

Se enfrentó a los mejores clubes de las comunidades del Cantábrico

FERNANDO BECERRILSAN SEBASTIÁN.

DV. Los hombres del Judo Club Usurbil se proclamaron campeones del primer torneo Costa Verde, en el que tomaron parte los clubes más potentes de cada una de las comunidades autónomas del Cantábrico. Los guipuzcoanos batieron en la final a los gallegos del Famu.

Los dos clubes finalistas más el Judo Club Avilés en representación de Asturias y el La Salle de Santander se enfrentaron en una liga a doble vuelta. Los judokas de los finalistas tuvieron que afrontar ocho peleas casi consecutivas.

La competición se desarrolló en seis de los siete pesos olímpicos porque el de 100 y el de más de 100 se condensaron en una única categoría de más de 90 kilos.

El Usurbil se impuso en la final al Famu con más claridad de la que refleja el 6-5 final. Después del noveno combate, el club guipuzcoano ya era campeón.

En la primera vuelta de la final el Usurbil se adelantó por 4-2 con victorias de Andoni Aizpurua, Daoud Doua, Aitzol Arrospide y Egoitz Mora. La victoria de éste último en menos de noventa kilos sobre el vigués Álvarez resultó a la postre decisiva. Egoitz completó una gran actuación ante un adversario muy complicado.

Iker Lizarribar, una baza fuerte del equipo en la competición liguera, se enfrentó al peruano Carlos Erick Zegarra, un olímpico de 166 kilos. La diferencia de peso fue abismal y con el triunfo del representante gallego se cerró la vuelta con ese 4-2 que era un anuncio del triunfo final.

Andoni Aizpurua e Ibai Peña pusieron el 6-2 en el marcador y a Aitzol Arrospide le bastaba con empatar para amarrar el triunfo final. No corrió riesgos y los pesos grandes gallegos ya no tuvieron opción de equilibrar la final.

En la liguilla inicial, también con doce combates en cada enfrentamiento, el Usurbil se mostró muy consistente. Superó de entrada a los gallegos por 7-4 y un combate empatado. No cedió ni un punto a los cántabros y con la final en el bolsillo batió al equipo anfitrión por 6-4. Los avilesinos habían empatado con el Famu, pero la mayor claridad de las victorias gallegas les llevó a la final en perjuicio de los locales.