Voces críticas autorizadas afloran frente a los apoyos a Polanski

El abogado del director presentó ayer la petición de puesta en libertad de su defendido

P. SOTOVARSOVIA.
H. Temime, abogado de Polanski./
H. Temime, abogado de Polanski.

El apoyo recibido por Roman Polanski por parte de numerosos cineastas, actores, intelectuales y políticos tras ser detenido el pasado sábado en Zurich (Suiza), por un supuesto delito de abuso sexual, empieza a flaquear. Aunque ayer siguió recibiendo muestras de afecto de realizadores como Woody Allen, Martin Scorsese, David Lynch o Pedro Almodóvar, en círculos políticos y mediáticos de varios países, se elevaron las voces críticas con esta postura de apoyo sin fisuras.

El eurodiputado ecologista franco-alemán Daniel Cohn-Bendit consideró que la detención de Polanski es un «problema de justicia» y «una historia muy dura, porque se demostró que una niña de 13 años fue violada, como ella misma reconoció». Cohn-Bendit quiso de esta forma criticar las declaraciones a favor de Polanski que realizaron los ministros de Exteriores y de la Cultura y la Comunicación de Francia, Bernard Kouchner y Frédéric Mitterrand. En su opinión «un ministro de Cultura, aunque se apellide Mitterrand, no debería decir ciertas cosas, al menos antes de haberse leído el sumario». El vicepresidente de la UMP -el partido Nicolas Sarkozy-, Marc Laffineur, se mostró «sorprendido» por las declaraciones de Kouchner y Mitterrand.

La titular de Exteriores suiza, Micheline Calmy-Rey, dejó claro que «desde el punto de vista legal, no hay ninguna duda sobre el procedimiento que se ha empleado», pero, a su juicio, detener a un personaje como Polanski , durante la celebración de un festival de cine, «no es algo muy simpático».

El abogado del realizador, Hervé Temine, presentó ayer ante las autoridades suizas la petición de puesta en libertad de su defendido, tal como anunció el lunes. Por su parte, el Tribunal Penal Federal de Suiza manifestó en un comunicado que tomará su decisión sobre esta apelación en las «próximas semanas».

Según la portavoz del sistema penitenciario suizo, Rebecca de Silva, el director de cine está bien pese a estar detenido a la espera de su extradición en relación por la orden de arresto que EE UU emitió contra él en 1978. «Está en una celda que cuenta con todas las comodidades. Recibe tres comidas diarias y tiene derecho a recibir una hora a la semana la visita de familiares y amigos, aparte de abogados y personal diplomático», precisó de Silva. COLPISA

Fotos

Vídeos