«Ojalá el PNV se sume al acuerdo PSE-PP para aprobar los Presupuestos»

Está convencida de que el País Vasco saldrá de la crisis «antes que otros». Valora que el Ejecutivo no reforme el IRPF por el momento, aunque cree que habría que rebajar «determinados impuestos»

ÁLVARO VICENTE
«Ojalá el PNV se sume al acuerdo PSE-PP para aprobar los Presupuestos»

La actividad vuelve esta semana al Parlamento Vasco. Se celebran los primeros plenos de un otoño «cargado», según dice su presidenta, que tendrán en el debate de los Presupuestos su punto álgido.

- El actual procedimiento de tramitación de los Presupuestos puede entenderse como inconstitucional. ¿Existirá algún problema para aprobar esta semana el reglamento del Parlamento que subsane este problema?

- Es algo totalmente subsanable. El actual reglamento prevé que las cuentas públicas en lugar de votarse en pleno se voten en comisión, algo que por hache o por be no se había tenido en cuenta. Esta circunstancia impediría a los parlamentarios de EA y EB votarlas. El problema es que si aprobamos de esa manera los Presupuestos podría ser que alguien los recurriera por inconstitucionales y que se le diera la razón.

- Mucho se ha hablado sobre la actividad de las comisiones. ¿Funcionan realmente o no?

- Por supuesto que sí. Su funcionamiento depende de la propia actividad de los parlamentarios, no depende de la presidenta. Cada comisión tiene su presidente y son ellos los que tienen que dar actividad a esa comisión, no sólo ya con iniciativas propias sino que habría que hacer un esfuerzo por abrirlas a los ciudadanos y a las asociaciones y grupos que quieran llegar al Parlamento y exponer sus peticiones.

- El otoño estará marcado por el debate de los Presupuestos. ¿Qué sensaciones tiene?

- Va ser novedoso porque vamos a ver al PNV por primera vez en la oposición presentando enmiendas. Veremos hasta qué punto se ha llegado a un acuerdo entre los partidos de esta nueva mayoría, entre el PP y el PSE. Dependiendo de si hay entendimiento o no se avanzará con mayor o menor rapidez hasta agotar, en último caso, los plazos. Los políticos somos conscientes de lo que se nos está pidiendo soluciones para salir de la crisis y hay que tratar de poner toda la voluntad para que eso sea así.

- Estamos hablando de que en la última semana de diciembre podrían votarse las cuentas.

- Siempre ha sido así, sobre el 29 y 30, aunque hay intención de adelantarlo a antes de Navidad, hacia el 23-24. Dependerá de si se agotan o no los plazos, de la cocina que se haya hecho antes de que el Presupuesto llegue al Parlamento.

- ¿Apoyará el PNV las Cuentas?

- No lo sé. Primero deberán conocerlas. Es cuestión de voluntad. Sería lo deseable que esos presupuestos llegaran a la Cámara con el mayor apoyo posible, pero depende de la voluntad y el criterio de los partidos. Ojalá se sume al acuerdo PSE-PP.

- ¿Condicionará el movimiento del PNV en Euskadi a lo que se decida en Madrid? Se lo pregunto porque tiene toda la pinta de que el PNV respaldará las cuentas en Madrid a cambio de las tres diputaciones.

- Desconozco si hay negociaciones y cuál va a ser su actitud.

- ¿Sigue empeñado el PP en presentar la moción de censura en la Diputación de Álava?

- La decisión está tomada. Es evidente cuál es la situación y ahora lo que tiene que hacer el PP es mirar al futuro y trabajar para que los ciudadanos alaveses vuelvan a apostar por el partido en las próximas elecciones.

- ¿En qué medida puede afectarnos lo que se decida en Madrid?

- Lo mismo que puede afectar a un guipuzcoano el Presupuesto del Gobierno Vasco. Lo que habrá que exigir es que tengamos inversiones por parte del Estado en el País Vasco.

- El Ejecutivo de López propone unas cuentas, el PP sus condiciones, el PNV un pacto presupuestario... ¿Tan difícil es sentarse?

- Lo interesante es el debate, que es lo que enriquece. En mis años como parlamentaria, cuando ha habido un acuerdo entre el PNV y el PSE, he echado en falta más debate. Sabíamos que había un acuerdo y el rodillo funcionaba sin más. El debate es mucho más rico cuando se abre la posibilidad de negociar, de presentar unas enmiendas que se discuten en comisión y que finalmente se tienen en consideración.

- ¿Qué sentido tiene pedir al Gobierno Vasco que invierta 55 millones de euros para el nuevo San Mamés?

- Cuando se plantean estas cosas se hacen con responsabilidad y viendo que es algo positivo. No creo que sea una bilbaínada como se ha dicho en algún momento. Las cosas se están planteando bien. Entiendo que hay que tomar decisiones en momentos determinados que pueden parecer arriesgadas a primera vista pero que son una apuesta de futuro. En estos momentos de crisis a veces hay que arriesgar.

- ¿Y si se lo pregunto como guipuzcoana y no como presidenta de la Cámara?

- A mí también me gustaría que se apostara por proyectos en Gipuzkoa y lo mismo dirán los alaveses. Ese Presupuesto lo que tiene que hacer es equilibrar entre las tres provincias y apostar por proyectos importantes en los tres territorios.

- El PNV y el PSE han acercado posturas esta semana y han coincidido en que «no es el momento de revisar la fiscalidad» ¿Le convence?

- El PP siempre ha defendido que no era necesario subir los impuestos porque lo que hay que evitar es ahogar más a los ciudadanos. Defiendo que hay que tratar de ser más eficaces con los recursos que ahora mismo tenemos. Valoro que por el momento el Gobierno Vasco sea partidario de no reformar el IRPF aunque creo que habría que ir más allá rebajando determinados impuestos.

- La salida de la crisis pasa por...

- Un entendimiento entre los partidos y sectores que componen la realidad vasca. Es fundamental que los agentes implicados pongan de su parte. El diálogo social que ha puesto en marcha el Gobierno Vasco hay que valorarlo porque a lo largo de los años si no ha existido es porque los sindicatos nacionalistas se han plantado. Ha sido una apuesta valiente que espero dé sus frutos, que no sea sólo para la foto y se tomen decisiones positivas.

- ¿Es optimista?

- Estoy convencida que por la capacidad que ha mostrado siempre el País Vasco y por el tejido empresarial que tenemos vamos a salir de la crisis y además antes que otros. Es cierto que estamos algo desorientados por las diferentes versiones que se están dando acerca del momento en el que se va a tocar fondo, pero estoy segura de que el empresario vasco va a reflexionar y va a encontrar el sitio por el que va a salir. Los emprendedores están hechos de una pasta especial. Seguro que buscan otras fórmulas como ya hicieron en los años de la crisis industrial cuando supieron darle la vuelta.

- ¿Y las instituciones, en especial la Cámara que preside, qué papel pueden desempeñar?

- Mucho. Tienen que estar atentas a los movimientos que hagan los empresarios y empujar en la misma dirección. El Parlamento Vasco, al margen de legislar, que ya es algo importante, tiene la obligación de impulsar la labor del Gobierno. Puede marcar el camino de por dónde puede caminar. Los acuerdos que en el Parlamento se puedan adoptar se pueden trasladar luego a otras instituciones.

- Decía antes que el País Vasco saldrá de la crisis antes que otros, ¿a pesar de la amenaza de ETA?

- Ése es precisamente el gran reconocimiento que se merecen los empresarios vascos, que a pesar de ETA, a pesar de lo que sufren ellos y su entorno, todavía tienen la ilusión y las ganas de crear riqueza por el País Vasco. Es algo que quizás se dice muy pocas veces y que habría que poner en valor. Ellos levantan Euskadi y requiere de un reconocimiento permanente. Aún con ETA estoy segura de que vamos a salir de la crisis. Nos toca poner todos los medios para que se sientan protegidos y sean cada vez más libres.

- Jeltzales y socialistas están elaborando un documento contra ETA y el PP estaría dispuesto a secundarlo. ¿Puede haber todavía discrepancias en la lucha contra ETA?

- Todo lo que sea luchar contra ETA siempre es positivo y no puede haber diferencias. Siempre es positivo que se quiera llegar a un acuerdo contra ETA. Espero que no exista una rebaja de las posiciones para que el PNV se sienta más cómodo en la lucha contra el terrorismo.

- Los sindicatos de la Policía Nacional han sido muy críticos esta semana con el anuncio lanzado por el consejero del Interior, Rodolfo Ares, de que la Ertzaintza trabajará en breve en suelo francés. ¿Qué le parece?

- Me sorprendieron. No entendí muy bien las críticas. Entiendo que todo lo que sea sumar en la lucha contra ETA siempre que esté bien coordinado es positivo. Durante mucho tiempo le hemos pedido a la Er-tzaintza que actuara contra ETA porque por lo menos en eficacia no se veía. Lo que hay que darles son los medios, aquí y en Francia.

- El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha sido muy crítico esta semana con el acuerdo PSE-PP, que dice «va contra la convivencia». ¿Se ha dado por aludida?

- Los ciudadanos están pidiendo responsabilidad a los políticos, que abordemos los problemas que realmente interesan. Por eso, discursos como el de Olano no suman. Me preocupa la destrucción de empleo en Euskadi y los EREs camuflados. Eso es importante.

- Entonces si le pregunto por el referéndum de Arenys de Munt...

- Algunos han mirado para otro lado. Nos han vendido que era algo festivo cuando sabemos la trascendencia que podía tener. Repito que con las muchas preocupaciones que tenemos encima de la mesa no merece la pena perder el tiempo en algo que no tiene sentido.