La expedición de Iñurrategi al Everest ve «casi inexpugnable» el corredor Hornbein

El corredor Hornbein, vía de acceso al Everest que va a intentar realizar en estilo alpino en las próximas semanas la expedición Naturgas que lidera Alberto Iñurrategi, «se presenta casi inexpugnable» en estos momentos, según el miembro de la cordada Mikel Zabalza. «El Everest es grandísimo y el corredor se presenta casi inexpugnable. Para llegar a la cumbre hemos iniciado ya la fase de aclimatación y hemos pasado dos noches a 6.500 metros, yendo por la vía normal de la cara norte», señaló Zabalza.

El montañero añadió que su próximo objetivo será «hacer una segunda incursión» en la que piensan pasar «al menos tres noches por encima de los 7.000 metros» y de esta manera concluir la fase de aclimatación antes del intento del corredor Hornbein. Los expedicionarios realizaron su primer ascenso de aclimatación entre el jueves y el domingo, subiendo desde los 5.700 del campamento base a los 6.500 donde han pasado un par de noches. Si el próximo parte es bueno, hoy, «o como muy tarde el jueves», ascenderán por la vía normal, también en estilo alpino, hasta el collado norte para pernoctar allí y colocar después un campo base en un balcón donde pasar dos noches a 7.500 metros de altitud.

Sólo dos ascensos

Una vez completado este programa, estarán preparados para el reto de subir hasta los 8.848 metros de la cima del Everest como hasta ahora sólo lo han conseguido los suizos Loretan y Troillet en 1986, por el corredor Hornbein, sin ayuda de oxígeno, cuerdas fijas ni porteadores.

Por su parte, la expedición de Edurne Pasaban al Sisha Pangma ya se encuentra en el Tíbet a 3.700 metros de altitud, con la intención de permanecer ahí días enteros, para comenzar con la aclimatación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos