Trabajar salvando vidas

El Parque de Bomberos de Azitain cubre la zona del Bajo Deba. Piden que se aumente el número de bomberos en el parque

ESTIBALIZ GARCIA
PARQUE DE BOMBEROS DE ARRATE. Está situado en el Polígono Industrial de Azitain / FÉLIX MORQUECHO/
PARQUE DE BOMBEROS DE ARRATE. Está situado en el Polígono Industrial de Azitain / FÉLIX MORQUECHO

EIBAR. DV. Siempre están ahí cuando se necesitan sus servicios, pero su papel pasa desapercibido el resto del tiempo. Son las personas que se dedican a salvar vidas y a intentar que los daños sufridos en accidentes, incendios, fugas químicas, inundaciones, nevadas, y otro largo etcétera de situaciones sean los menos posibles. Son los bomberos.

En el Polígono Industrial de Azitain está el Parque de Bomberos de Arrate. Es uno de los más importantes de los ocho que hay en Gipuzkoa. En él trabajan 18 bomberos y dos sargentos. Entre ellos no hay ninguna mujer « alguna se presentó a las últimas pruebas de acceso al cuerpo que se han celebrado, pero ninguna consiguió la plaza», cuentan los trabajadores del parque.

Para poder acceder a un puesto de bombero, se deben cumplir unos requisitos mínimos. Entre ellos está el tener el graduado escolar, pero «últimamente hay muchos aspirantes que tiene incluso finalizada una carrera universitaria. No será la primera vez que se presentan ingenieros a las oposiciones a bombero». A parte de requisitos académicos, el bombero tiene que cumplir unos requisitos mínimos en cuanto al físico se refiere. «Tenemos que estar siempre a punto. Para eso, tenemos un programa de actividades físicas que realizamos mientras estamos trabajando y no hay ninguna urgencia». Cuentan además con un gimnasio dónde ponerse en forma y realizar simulacros de rescates y situaciones peligrosas, «hay que estar preparados para todo, nunca sabemos qué vamos a encontrarnos», dice Pablo Pildain uno de los responsables del parque.

Calles difíciles

Este parque de bomberos cubre las urgencias que pueda haber en la comarca del Bajo Deba, desde Ermua hasta Mutriku e Itziar y hasta Soraluze y Osintxu. Pero también refuerzan las acciones de los parques de alrededor. «Hay dotaciones de bomberos cada unos 20 kilómetros, para que si hay una urgencia muy importante podamos reforzarnos mutuamente de forma rápida». Para ello, el parque Arrate cuenta con cuatro camiones, «dos bombas urbanas, una auto escala de treinta metros y uno para accidentes. Además, contamos con un remolque específico para derrames y riesgos químicos».

El lugar dónde llevan a cabo más actuaciones es Eibar. «Al haber una mayor concentración de gente, hay más urgencias. Pero paradójicamente, es bastante complicado desarrollar nuestro trabajo allí, hay muchas cuestas, desniveles, las calles son estrechas... y además siempre hay coches en doble fila. Estos obstáculos son decisivos en situaciones en las que unos segundos son vitales. Siempre andamos peleándonos para llegar a los fuegos». Pese a ello, los bomberos señalan la colaboración de la Policía Municipal en Eibar, «que nos facilita mucho el paso de los vehículos».

Más bomberos

Una de las reivindicaciones de los trabajadores de este parque es que haya más gente trabajando, «siempre que llegamos al lugar dónde se han producido los accidentes nos preguntan dónde está el resto del personal. Cómo en cada turno de trabajo somos tres personas, cada uno lleva un camión». Esto cambiara a principios del próximo año con la incorporación de un bombero más por turno para formar una plantilla de 24 profesionales, más los dos sargentos en el Parque».

Estos vehículos son auténticos almacenes de material. En ellos se puede encontrar mangueras, motosierras, camillas, bocas de manguera de diferentes tipos, ventiladores, cuerdas, cables, todo lo necesario para cualquier situación que se presente. «Todos los días revisamos los camiones, por si falta algo o no están a punto. Además tenemos que saber dónde está cada cosa. En las situaciones en las que actuamos no podemos permitirnos perder tiempo buscando algo. Tenemos que ir directos a por ello». Hace un mes que se instalaron unos semáforos a la salida del Parque de Bomberos de Arrate para facilitar la salida de los servicios de urgencia. «Antes teníamos que estar pendientes de si venían coches o no para acudir al lugar de la urgencia, ahora es todo mucho más fácil. Desde aquí ponemos en marcha el semáforo y sólo tenemos que preocuparnos de llegar cuanto antes».

Una de las críticas habituales al trabajo que realizan los bomberos es el tiempo que tardan en llegar al lugar de los hechos. Ante estas opiniones se defienden alegando que «todos los tiempos están registrados. En la central tienen anotadas la hora en que llega el aviso al parque y en la que los camiones salen para el destino en que se esté produciendo la urgencia. Si los tiempos máximos para salir del parque no se cumplieran nos sancionarían».

Fotos

Vídeos