Garzón aplaza a septiembre la comunicación del procesamiento a cinco dirigentes del PCTV

Los procesados, en libertad provisional, solicitaron una prórroga por estar de vacaciones en agosto

EFE |MADRID
Garzón aplaza a septiembre la comunicación del procesamiento a cinco dirigentes del PCTV

El juez Baltasar Garzón ha aplazado al 1 de septiembre la comunicación de su procesamiento por integración en ETA a las dos ex diputadas vascas del PCTV/EHAK Karmele Berasategi y Nekane Erauskin, al presidente de este partido ilegalizado Juan Carlos Ramos y a sus dos tesoreros Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto por estar estos de vacaciones en agosto.

El magistrado de la Audiencia Nacional ha adoptado esta decisión tras solicitarle la mayor parte de los procesados que aplazara esta diligencia a septiembre porque ya tenían contratadas sus vacaciones para la fecha en la que les había citado para tomarles declaración indagatoria, según fuentes jurídicas. El juez ha aceptado esta demanda después de que hace diez días la defensa de estos procesados solicitara la suspensión de la citación prevista para hoy en el auto de procesamiento dictado por Garzón el pasado 17 de julio.

Estos cinco dirigentes del PCTV se encuentran en libertad provisional, dos de ellos -Aguirre y Jacinto- bajo una fianza de 50.000 euros que les fue impuesta tras ser detenidos en febrero de 2008 junto a miembros de la Mesa Nacional de Batasuna. Según el auto de procesamiento, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), ilegalizado en septiembre de 2008, fue "fagocitado" por Batasuna y utilizado en función del interés de ETA.

Financiación de la banda terrorista

De esta forma, los responsables de la ilegalizada Batasuna, "consiguieron, fundamentalmente a través de PCTV, disponer de 837.000 euros, con los que contribuyeron al sostenimiento del entramado político de la organización terrorista, gracias a la presencia en las instituciones democráticas".

De toda esta situación era consciente, según Garzón, el presidente del PCTV, quien "conocía y asumía" la subordinación del grupo parlamentario "Ezker Abertzalea" a las directrices impartidas desde Batasuna y la contratación de sus dirigentes como empleados del partido. También era conocedor del "vaciado de cuentas corrientes" de la formación y de su grupo parlamentario "a través de transferencias bancarias en beneficio de los responsables de Batasuna" y de la "integración de los recursos económicos" con los de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y Batasuna, en una especie de "caja única".

Para ilustrar la relación del PCTV y Batasuna el juez destaca en el auto dos reuniones de la Mesa Nacional, celebradas en junio y septiembre de 2007 en Salvatierra (Álava), en las que fue detectada la presencia de la parlamentaria Nekane Erauskin, desde cuya cuenta bancaria se realizaron dos trasferencias con destino al entramado etarra por 27.000 euros cada una.