Los primeros premios del Concurso de Canto Luis Mariano quedaron desiertos

La donostiarra Miren Urbieta recibió uno de los tres segundos premios otorgados

IÑIGO MORONDO
Jong Hoon Heo, Miriam Zubieta, Miren Urbieta y Carol García Grillo fueron los galardonados. /ARIZMENDI/
Jong Hoon Heo, Miriam Zubieta, Miren Urbieta y Carol García Grillo fueron los galardonados. /ARIZMENDI

IRUN. DV. Los dos primeros premios que el Concurso Internacional de Canto Luis Mariano tenía previsto entregar en ésta su décima edición, uno para la mejor voz masculina y otro para la mejor femenina, quedaron desiertos. No es noticia que el exigente jurado del certamen irunés se incline por esta opción. Es la tercera vez que ocurre en los últimos nueve años (cinco ediciones bienales), si bien es verdad que, hasta éste, había establecido un único gran premio.

Los segundos premios, con categorías separadas también para hombres y mujeres, se los llevaron el coreano Jong Hoon Heo en la primera y, 'ex aequo' en la segunda, la catalana Carol García Grillo y la joven donostiarra Miren Urbieta. Esta última recibió además el reconocimiento de la Asociación Lírica Luis Mariano, que concede al ganador de su galardón un puesto en alguna de las óperas que produzca en las dos próximas temporadas musicales. El Premio Especial Kutxa a la joven promesa recayó en la pamplonesa Miriam Zubieta.

El resto de los finalistas,Vaida Raginskyte, Axier Sánchez, el húngaro Barnabás Hegyi y Naroa Intxausti, recibieron un diploma acreditativo de su participación en la última sesión del concurso. Los dos últimos de esa lista, Heygi e Intxausti, ya habían despuntado en ediciones anteriores. Heygi fue segundo en la edición de 2005 cuyo primer premio quedó desierto y aquel mismo año, Intxausti compartió el tercer premio con otras dos cantoras.

Más internacional

La de este año ha sido la más internacional de todas las ediciones de este concurso de canto lírico. El planteamiento de los premios y de su dotación económica ha cambiado. En lugar de un primero, un segundo y un tercero, se otorgaban dos primeros (de 6.000 euros cada uno) y dos segundos (de 3.000), además de los dos premios especiales.

Este cambio se ha convertido en un elemento tractor para las mejores jóvenes promesas del panorama mundial. Este año, Irun ha recibido a casi cuarenta aspirantes, diez de los cuales, con orígenes tan lejanos como Corea del Sur, Estados Unidos o Japón, son el mejor ejemplo de que la cita irundarra ha traspasado definitivamente las fronteras europeas.