Gaizka Garitano negocia ser el segundo entrenador del Eibar con Viadero

Fue jugador del Eibar en 1998 y en 2005, cuando el equipo tocó el ascenso. Ha causado baja en el Alavés, junto con otro ex azulgrana, Roberto Cuevas

ALBERTO ECHALUCE
Gaizka Garitano sale del Alavés para ser técnico. /FELIX MORQUECHO/
Gaizka Garitano sale del Alavés para ser técnico. /FELIX MORQUECHO

EIBAR. DV. La S.D Eibar viene manteniendo negociaciones para cubrir el puesto de segundo entrenador, tras el nombramiento de Angel Viadero como máximo responsable de la plantilla azulgrana. El que presenta más opciones para hacerse con este puesto no es otro que el ex jugador, Gaizka Garitano, que ha causado baja en el Alavés.

Viadero no se ha traído, como en otros ocasiones, un equipo técnico con segundo entrenador incluído, y por ello la secretaría técnica trata de completar este puesto. Jesús Merino, secretario técnico del Eibar, explicó ayer que «no podemos televisar nuestras conversaciones estratégicas y no me voy a a pronunciar sobre quién ocupará el cargo de segundo entrenador».

Garitano se forjó primero en la cantera del Athletic. En 1998 pasó por el Eibar, pero no fue hasta 2005, después de pasar por otros equipos, cuando despuntó. Ese mismo año estuvo a punto de hacer historia en el club armero, tras mantener las opciones del ascenso hasta la última jornada, siendo Gaizka el capitán del equipo.

En 2005 fichó por la Real Sociedad esta vez como equipo de Primera división, aunque en 2007 viera como el club txuri-urdin descendía a los infiernos. En 2008 tras desvicularse de la Real Sociedad fichó por el Deportivo Alavés, con quien ha protagonizado otro descenso. El pasado año, se habló de que existía interés en el Eibar para que fichara por el club, pero al final Javi Pérez se lo llevó al Alavés.

Renuncia a su contrato

Gaizka Garitano ha sido otro de los sacrificados en el endeudado Deportivo Alavés . Renunció a su segundo año de contrato sin recibir a cambio compensación alguna, un arreglo con coste cero para la entidad. «El club se quita así un problema con mi salario en la situación en la que está. No quería ser un impedimento para su futuro», señaló el vizcaíno.

Después de las rescisiones de Gaizka Garitano, Edu Albacar y César Caneda, le ha seguido el turno al también ex azulgrana, Roberto Cuevas. El acuerdo estaba cerrado y el club hizo oficial la desvinculación del centrocampista de Abadiño, que abandona Mendizorroza renunciando a la cantidad económica que tenía pactada para la próxima temporada.

Se hace más complicada la salida de Astudillo y del ex azulgrana, Fagoaga, sin perder de vista lo que pueda pasar con otros como Pablo Casar o Moreno.

Garitano es hijo de Ángel Garitano, «Ondarru», ayudante de Mané en la etapa más gloriosa del Alavés. Por sus connotaciones familiares, Gaizka firmó de albiazul con toda la ilusión y cerró el círculo vasco, pues antes había militado en el Athletic, Eibar y Real Sociedad. «Cuando vine, ya intuí que podía ser un año difícil, pero no tanto. Esperaba estar más arriba en la tabla, salvar la categoría», reflexiona ahora.

Pero todo se fue torciendo. «En verano se marcharon jugadores y la cosa empezó a complicarse con cambio de entrenadores, salida de más futbolistas, resultados que no terminaban de consolidarnos...», recuerda con pesar, pero con ilusión de ser entrenador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos