Guillermo Echenique será el responsable de Acción Exterior

OLATZ BARRIUSO| SAN SEBASTIÁN.
Guillermo Echenique. / DE LA HERA/
Guillermo Echenique. / DE LA HERA

DV. El beneplácito de las autoridades cubanas para nombrar un nuevo delegado de la SPRI en La Habana, será uno de los primeros retos que, previsiblemente, tenga que afrontar el Departamento de Industria, del que depende la SPRI, en coordinación con el nuevo secretario general de Acción Exterior del Gobierno Vasco. Fuentes del Ejecutivo confirmaron ayer que el consejo dará luz verde mañana al nombramiento para ese puesto de Guillermo Echenique, ex dirigente del PSE guipuzcoano y en la actualidad consejero delegado de Bidasoa Activa, la agencia de Irun de desarrollo y promoción turística de la comarca.

Desde la Lehendakaritza se apunta que el caso de Conrado Hernández, el anterior responsable de la oficina de la SPRI detenido el 14 de febrero por el régimen castrista y que admite en un vídeo trabajar para el espionaje español, «no nos afecta directamente». Una delegación del anterior Gabinete viajó en abril a Cuba para interesarse por el enlace comercial con Euskadi en el país caribeño e hizo gestiones para planificar el futuro de la oficina de la SPRI en La Habana. No obstante, el cambio de gobierno y la intención del lehendakari López, que reiteró el pasado viernes en el Parlamento Vasco, de reestructurar la estrategia de acción exterior, eliminar todo sesgo político de las del anterior Gobierno y centrarla en la internacionalización de las empresas vascas y en la defensa de los intereses económicos de Euskadi, obliga a revisar todo el actual organigrama. De eso se encargará Echenique, que pondrá en marcha «un amplio estudio» de la situación de las delegaciones en el exterior, con la filosofía de integrarlas con las oficinas de la SPRI para «aprovechar las sinergias y evitar duplicidades» que conlleven gastos innecesarios. Cuba no contaba con una delegación específica al margen de la SPRI.

Echenique fue teniente de diputado general durante los gobiernos de coalición 1991-99. Posteriormente, pasó a la portavocía socialista en Juntas hasta su retirada de la política activa.