Cita al mediodía en Endarlatsa para inaugurar la N-121-A de Bera a Behobia

Se prevé que las obras en los dos restantes tramos terminen a finales de septiembre

ALICIA DEL CASTILLO| BORTZIRIAK.
La antigua y la nueva vía con la prueba de camiones que fue satisfactoria. /A.D.C./
La antigua y la nueva vía con la prueba de camiones que fue satisfactoria. /A.D.C.

DV. Hoy al mediodía quedarán inaugurados los tramos Bera-Endarlatsa y Endarlatsa-Behobia de la N-121-A. Finaliza así el calvario que han tenido que pasar los usuarios de la vía mientras se han desarrollado las obras. Sin embargo, la carretera no quedará inaugurada en su totalidad hasta finales de septiembre, por lo que los conductores seguirán sufriendo las retenciones en los dos tramos que quedan por finalizar.

Tres meses más

Ese es el plazo (tres meses más) que ha pedido el contratista que lleva a cabo los otros dos tramos, Ventas de Igantzi-Etxalar y Etxalar Bera. Así lo confirmó ayer en el Pleno del Parlamento la consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba. Contestaba a una pregunta del parlamentario Koldo Amezketa (NaBai). Alba explicaba que en un primer momento se concedió una prórroga hasta finales de junio (tenían que estar terminados para finales de marzo). «El contratista presentó una serie de alegaciones que fueron reconocidas por la administración». En concreto, en el tramo Sunbilla Etxalar, la modificación del sostenimiento de la boca norte del túnel de Basataundi por las características geológicas que presentaba la ladera tras su excavación, y por la aparición de antiguas galerías de explotación minera. Además la modificación del trazado entre los puntos kilométricos 3,100 y 3,400 por la inestabilidad de las laderas.

En el tramo Etxalar-Bera alegó modificaciones de sostenimiento en la boquilla sur del túnel de Amisalaieta y la modificación del trazado entre los puntos kilométricos 5,9 y 6,7 para minimizar afecciones a la central de Nabasturen. Además en ambos tramos se pidió una prórroga por las excepcionales condiciones meteorológicas desde octubre de 2008 hasta febrero de 2009.

«Es evidente que el plazo, aunque ampliado, no se va a poder cumplir. La empresa ha presentado una solicitud de prórroga de tres meses más y un calendario de ejecución», explicaba Alba. Ahora se alega en el tramo Bera-Etxalar, trabajos imprevistos requeridos por Iberdrola, el refuerzo en un túnel correspondiente a una conducción hidroeléctrica de su propiedad próxima a las obras y la necesidad de prolongar un falso túnel de la antigua vía del ferrocarril, cerca del caserío Onbordi.

En el tramo Exalar-Bera han surgido nuevas necesidades de incrementar el sostenimeinto de la boca sur del túnel de Amisalaieta. «Se comprometen a finalizar los trabajos a finales de septiembre de 2009». «La dirección de obra considera que el programa es realista, si bien está estudiando la justificación de los retrasos presentados para tramitar en su caso la solicitada prórroga y si está justificada por causas ajenas al contratista», explicaba Alba.

Koldo Amezketa cree que los retrasos «se deben a graves problemas del proyecto, que es malo y es una de las fuentes del retraso. Existe una falta de rigor en los estudios geotécnicos previos. Todo el mundo sabía que donde se iba a realizar el túnel de Basataundi era una zona de antigua explotación minera. Hay tramos en los que a día de hoy no se ha hecho nada de nada», explicaba. «No me creo que la obra vaya a estar finalizada para finales de septiembre», afirmaba rotundo, y preguntaba si se tiene previsto penalizar al contratista. Alba le achacó no entender que si culpaba al departamento por un mal proyecto, cómo podía plantear una penalización al contratista. «Es una obra importante y tiene que acabar con un nivel de calidad. Hemos dado toda la información que íbamos teniendo a medida que los trabajos se desarrollaban».