El navarro Maiorga Ramírez sustituye a Mikel Irujo como portavoz de EA

La nueva Ejecutiva Nacional ultimó las ponencias e inició los cambios en los órganos internos

Urizar presidió la primera reunión de la nueva Ejecutiva, celebrada en San Sebastián. /LUIS MICHELENA/
Urizar presidió la primera reunión de la nueva Ejecutiva, celebrada en San Sebastián. /LUIS MICHELENA

DV. La nueva Ejecutiva Nacional de Eusko Alkartasuna salida del congreso celebrado el pasado fin de semana en Gasteiz, celebró ayer tarde su primera reunión en su sede de San Sebastián. Encabezada por su secretario general, el concejal arrasatearra Pello Urizar, analizó el resultado del congreso y acordó nombrar portavoz de la Ejecutiva a Maiorga Ramírez, presidente de EA en Nafarroa y parlamentario foral. Hasta ahora esta labor la desempeñaba el secretario de Comunicación y ex eurodiputado, Mikel Irujo, que queda fuera de la nueva Ejecutiva y es sustituido por Ikerne Badiola.

La dirección de EA acordó asimismo que las ponencias, tanto la política como la de estatutos, «se darán a conocer a los medios de comunicación y a la militancia cuando los ponentes terminen la redacción definitiva de los mismos, resultado de añadir a los textos originales las decenas de enmiendas aprobadas en el congreso». Tanto Urizar como el vicepresidente saliente, Koldo Amezketa, elogiaron en la reunión de ayer que «son resultado del amplio debate y participación» en el cónclave. Además, la Ejecutiva Nacional dio los primeros pasos para la renovación de las asambleas locales y territoriales del partido, que deberán finalizar los cambios en septiembre.

Por otra parte, Pello Urizar aseguró ayer, en una entrevista a Radio Euskadi, que en relación con la escisión sufrida por su partido, le consta que en municipios de Gipuzkoa «teóricamente bajo el control de Iñaki Galdos, hay mucha afiliación que dice que es de EA y se pregunta qué es eso de Alkarbide». Al mismo tiempo, apostó por una reflexión interna dentro de los partidos nacionalistas de cara a las elecciones municipales y forales previstas para 2011, con el fin de que, después, se pueda llegar a «un acuerdo mínimo entre abertzales, utilizando exclusivamente vías políticas, democráticas y pacíficas». A renglón seguido, advirtió de que el «polo soberanista» que el ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi anunció para otoño «requiere de trabajo de cocina y eso no se hace en dos meses».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos