«En la educación, sólo con las buenas intenciones no se llega muy lejos»

La psicóloga se acercará hoy al local del Foro Ciudadano, en la calle Francisco de Gainza, para hablar sobre la educación

MAIDER IZETA
«En la educación, sólo con las buenas intenciones no se llega muy lejos»

La educación de los niños y adolescentes es una cuestión que genera muchas preguntas tanto en los padres, como en los agentes que intervienen en su vida diaria. Por esta razón, y con el objeto de aportar respuestas, el Foro Ciudadano Irunés ha invitado a la psicóloga Maribel San Sebastián a una ponencia que tendrá lugar hoy, a partir de las 19.00 horas, en su sede.

- La crisis, ¿también ha llegado a la educación?

- Es una palabra que está muy de moda. Al decir que la familia está en crisis parece que estamos diciendo que anteriormente todo funcionaba bien. La misma palabra crisis quiere decir cambio. A pesar de los mensajes que nos llegan diciendo que la familia ha desaparecido, creo que es lo que mejor resiste. Hoy, en cualquier escuela, hay niños con diferentes familias y todos están aceptados socialmente. El cambio no es algo negativo, es algo que sorprende.

- ¿Cómo se adapta uno a estos cambios?

- Son cambios que no tienen vuelta atrás. Están dando qué pensar y están generando preguntas del tipo: '¿qué es ser padre? ¿cómo se es padre hoy en día? y ¿para qué vale el padre, es necesario o no?'. Las nuevas generaciones tienen claro que los hombres tienen que compartir con las mujeres los trabajos, las tareas y la función de educar a los hijos. Tienen riesgos, claro. Pero la manera de llevar adelante las relaciones familiares, de pareja y con los hijos pueden mejorar con respecto a tiempos pasados. No se puede prescindir de lo que se conoce como la función del padre en la educación.

- ¿En qué consiste la educación?

- Está claro que con las buenas intenciones no se va muy lejos. Buenas intenciones tenemos todos, pero no es suficiente. ¿Por qué? Porque lo que hacemos tiene consecuencia en otros, en este caso los niños. Por eso, no da lo mismo que hagamos una cosa que otra. La tarea es más complicada de lo que ha sido hasta ahora porque las situaciones son diferentes y nuevas.

- Entonces, ¿cómo se debe educar a un hijo?

- Anteriormente, el estilo de educación era muy autoritario, el padre mandaba y decía: 'esto se hace así y punto, y que los hijos se amolden a esto'. De ahí, se pasó al otro extremo. En realidad, en la educación hay que tener dos cosas en cuenta: afecto, sin afecto no hay educación posible, y firmeza. Educar es decir más hacer. Una cosa que hay que tener muy en cuenta es que los niños no se educan solos y hoy en día están muy solos. En un informe que se publicó hace veinte años en los EE UU se decía que una nación entera está en riesgo si el sistema educativo no funciona. La preocupación del Foro está apuntando a esto y tiene toda la razón. Si en algo hay que invertir es en el sistema de educación y cualquier cosa no vale.

- La educación, ¿es únicamente cosa de los padres?

- Los niños tienen que ser educados por todos los agentes que intervienen en sus vidas. Las familias sí, por supuesto. Pero hoy en día, los niños empiezan a ir a la guardería prácticamente desde que nacen. Pasan muchas horas con cuidadores y monitores. Todos éstos son agentes educativos les guste o no y, como he dicho, no vale cualquier cosa.